Cultura

FIL Guadalajara 2018: cinco escritores portugueses que deberías leer

Si por estos lares muchos de Portugal no saben más allá de Cristiano Ronaldo, en lo relativo a literatura el asunto se pone peor. Lo metidos en libros podrán nombrar a José Saramago o a Fernando Pessoa, pero de ahí en fuera hay un distanciamiento.

Sin embargo, la organización de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara se aventó a tener como merecido invitado de Honor al país ibérico, lo cual permitió que los asistentes conocieran más de cerca la literatura que se produce actualmente en la nación navegante. Verdaderos descubrimientos que aquí les recomendamos.

José Luis Peixoto

Un escritor que los asiduos al Circo Volador deben conocer y de sobra, debido a ese interesante trabajo que hizo en conjunto con la banda de metal, Moonspell (Antídoto, 2003). Con una extensa y variada obra, es difícil señalar una clasificación para este novelista y poeta. Quizás un buen inicio es su obra inaugural, Te me moriste (2000), noveleta intensa en la que José Luis Peixoto cuenta cómo fue el día en que su padre murió. Una aguja en el alma para cualquier persona que ha enfrentado cualquier tipo de pérdida.

Un escritor nómada que lo mismo pude escribir inspirado en su natal Portugal, como también lo puede hacer de Corea del Norte, Tailandia y los países africanos, donde fue maestro. A esta FIL de Guadalajara llegó para presentar las traducciones al español de tres de sus obras, las cuales pueden encontrarse en Ediciones Arlequín.

Gonçalo M. Tavares

José Saramago dijo mucho de muchos escritores, pero con Gonçalo M. Tavares hablaba en serio: “no tiene derecho a escribir tan bien a los 35 años. Dan ganas de darle un puñetazo”… o varios,  tan contundentes como lo son sus obras: Un Hombre: Klaus Klump (2003), La Máquina de Joseph Walser, Jerusalén (2004) y Aprender a Rezar en la Era de la Técnica (2007), algunas de ellas… de hecho, pertenecientes a todo un proyecto denominado “El reino”, en el que Tavares explora ya sea la historia del horror, la normalización de la violencia en tiempos de guerra o el concepto de libertad.

A la FIL de Guadalajara llegó para mostrarse no sólo como un escritor, sino como todo un filósofo, discípulo de Séneca, con charlas en las que en cada intervención lanzaba máximas que dejaron impactados a los asistentes. Por ejemplo, a partir de ser cuestionado sobre su intenso trabajo literario (con sólo 48 años cuenta con una bibliografía de casi 40 títulos), Gonçalo M. Tavares discurrió sobre lo “esencial” y lo “urgente”: esencial es lo que te motiva a vivir, lo “urgente” es, por ejemplo, pagar una multa para que te quiten la araña de tu carro… habría, según Tavares, de hacer que lo esencial se haga urgente. “Parece que la gente vive con la idea de que es inmortal. En el momento en que tomen cuenta de que van a morir, comenzarán a cambiar las cosas”.

Valter Hugo Mãe

Otro escritor que nos hace preguntar ¿qué demonios he hecho de mi vida? La generación que llegó a la FIL de Guadalajara es por demás prolífica. En el caso de Valter, con 47 años cuenta con una extensa (y de verdad extensa) obra que abarca poesía, novela, cuentos, literatura infantil y hasta letras de canciones. Al igual que los dos anteriores, Valter Hugo Mãe (o valter hugo mãe, como le gusta que se escriba su nombre) fue honrado con el “Premio José Saramago”, el cual se otorga a autores en lengua portuguesa, con la especificación de que estos deben ser menores de 35 años.

 

“Me impacta que, exactamente cuando mi vida está entrando en la vejez, me llegue a las manos el trabajo de un joven, a quien la contemplación del inexorable avance de la edad es la motivación de un ejercicio exuberante de escritura, donde la fuerza de la memoria vocabular y emocional (fuerza que define al verdadero escritor), surge luminosamente”, señaló el músico brasileño Caetano Veloso (otro indispensable de la lengua lusófona), luego de leer La Máquina de Hacer Españoles (2010), novela que consolidó la carrera literaria de este nacido Angola, pero prontamente naturalizado portugués (como el caso de Gonçalo M. Tavares).

Este autor se estará presentando mañana, 1 de diciembre en la FIL de Guadalajara en el Pabellón de Portugal a las 20:30 horas.

António Lobo Antunes

Hablar de Lobo Antunes es hablar de un escritor de grandes ligas. Cada año entre los nominados al Nobel de Literatura. Considerado por muchos como uno de los mejores narradores de lengua portuguesa (incluso por encima de José Saramago). Memoria de Elefante, su libro debut, una profunda y penetrante reflexión sobre el lugar del individuo en la sociedad. No un individuo cualquiera. Uno dañado, que pese a tener la posibilidad de ser feliz, la rechaza. “¿En qué momento me jodí?”, se pregunta constantemente el narrador, un doctor de un hospital psiquiátrico recién llegado de la guerra civil angoleño. Una novela con tintes autobiográficos, de hecho.

Polémico. Lobo Antunes se muestra reacio a las entrevistas, a los homenajes y a la recepción de premios. “¿Cuánto dinero?”, fue lo que desfachatadamente dijo cuando le informaron que ganó el premio FIL de Literatura en Lenguas Romances de Guadalajara, en 2008. Pero bueno, el tiempo termina por hablandar y este año además de presentarse en la FIL (despotricando contra Donald Trump), dará una charla en el Palacio de Bellas Artes (domingo 2 de diciembre, 12:00 horas). Un escritor al que hay que leer y escuchar, como lo demuestra con su emotivo discurso en la FIL de 2008.

Dulce Maria Cardoso

Escritora que nació en Angola, pero pasó su niñez en un pueblo de Portugal (Tras-os-Montes) y tempranamente descubrió que lo suyo era mentir. De ahí que decidió que la mejor forma de hacerlo sin muchas consecuencias (aparentemente) era por medio de la escritura.

Durante su participación en la FIL de Guadalajara, Cardoso explicó su proceso de escritura. Bastante arriesgado y que evidencia cómo la memoria (el concepto y el ejercicio) juega un papel determinante en su obra: después de escribir varias versiones de un escrito, borra todo completamente y después procede a escribir todo lo que recuerda. Un ejercicio contrarreloj que da como resultado novelas como Campo de Sangre (2002), la historia de un hombre y de un crimen, contada por medio de las voces de cuatro mujeres. “¿Te gusta lo violento?”, me preguntó. “Entonces debes leer Tudo são histórias de amor, libro de cuentos editado por Tinta da China.

Comentarios