Copa Libertadores

El capitán de River y sus problemas legales para jugar la Final de la Libertadores en España

La resolución de la Conmebol para jugar la Final de Vuelta de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu, de España, no dejó del todo conforme a los protagonistas, River Plate y Boca Juniors, por diferentes motivos.

Boca reclama que River debe ser descalificado por los actos de violencia de su afición en contra de los jugadores bosqueros y el título se le debe entregar sin jugar. River, en cambio podría verse afectado por el caso de su capitán, Leonardo Ponzio, quien tiene problemas de tipo judicial en España.

Ponzio ha jugado por más de 10 años en River, por lo que es uno de los referentes del club desde hace varias temporadas y sólo dejó al club millonaro para jugar en España con el Real Zaragoza, equipo en el que fue dirigido por el mexicano Javier Aguirre.

En la temporada 2010-11, el actual capitán de River estuvo entre los implicados del escándalo de amaño en el partido contra Levante, en la lucha por evitar el descenso, y en el cual los jugadores del Levante habrían cobrado una suma mayor al millón de euros por perder el partido.

La justicia de Valencia, donde se disputó el partido, emitió una condena para el futbolista argentino, de dos años en prisión, así como una inhabilitación de seis años para ejercer su profesión como futbolista (al menos en España), sin embargo el juicio oral está programado para el mes de septiembre de 2019.

De acuerdo con información del diario Marca, los abogados del futbolista argentino exploran las condiciones para garantizar que el capitán de River no tenga problema alguno con las autoridades para su ingreso a España, pues “los implicados estarían inhabilitados de realizar actividad profesional en el país por al menos seis años”.

Lo que puede tranquilizar un poco a los abogados y al mismo jugador son antecedentes de Javier Aguirre y otros jugadores implicados en el caso, pues después de darse a conocer el caso del presunto amaño, han podido dirigir y jugar en la liga española. El Vasco dirigió al Espanyol de Barcelona.

Ponzio regresó a River en 2012, un año después del partido del escándalo, junto cuando los millonarios habían descendido.

Comentarios