Mientras Tanto

En el primer día de Los Pinos como centro cultural, acusan que se robaron las nochebuenas

***Actualización y Fe de erratas

Esta información no fue debidamente corroborada. “Las nochebuenas no fueron robadas, simplemente las volvieron a colocar debajo del letrero que da la bienvenida a los visitantes”, explicaba Antonio Velázquez, encargado de comunicación de la Secretaría de Cultura en una entrevista con Radio Fórmula el pasado 4 de diciembre.

Las fotografías que circularon en redes sociales y a partir de las cuales se basó esta nota, reflejan en realidad que había nochebuenas maltratadas por el paso de los casi 30 mil visitantes que entraron a Los Pinos en su primer día como Centro Cultural. Debido a eso, decidieron ser colocadas en otro lugar. Nunca fueron robadas. 

Abajo se mantiene la nota original. Lamentamos la confusión y las repercusiones que causó esta información equivocada.

*****

Como parte de la famosa “cuarta transformación”, desde noviembre pasado el gabinete de AMLO dio a conocer que Los Pinos se convertiría en un centro cultural que estaría abierto al público apenas Obrador llegara a la presidencia. Y tal y como lo prometió, el pasado sábado 1º de diciembre la residencia oficial abrió sus puertas a todo el pueblo mexicano, sin embargo, más tardo el presidente en hacer realidad su promesa que en evitar que la gente hiciera de las suyas, pues en el primer día de la residencia como centro cultural se robaron las nochebuenas. ¿Por qué son así?

En algunas fotos que circulan por las redes sociales se ve cómo algunas plantas de nochebuena, que se supone adornarían la residencia oficial de Los Pinos con motivo de estas fechas decembrinas, o están todas pisoteadas o ya no están en los lugares en los que el gabinete de AMLO las dejaron. Y bueno, considerando que ayer asistieron más de 60 mil personas al lugar sepa dios quien se llevó su plantita a casa. ¡No hay respeto por nada!

Foto vía: Milenio

En fin el primer día de Los Pinos como un centro cultural tuvo de todo: desde quinceañeras que usaron el recinto para sacarse la foto del recuerdo, hasta vendedores ambulantes que llegaron para rematar la taza del recuerdo, el llaverito, el bonito souvenir de la cuarta transformación. ¿Qué ocurrirá los próximos días en la que fue la residencia oficial de los presidentes durante 84 años? *Todos llegando a querer comprar un algodón de azúcar en Chapultepec en 3…2…1…*

Comentarios