Lanzamientos

Erótico y personal: Robyn liberó el video musical del track ‘Honey’

Después de ocho años de ausencia, Robyn regresó al mundo de la música con todo y un nuevo disco titulado Honey, el cual representa su octavo trabajo de estudio después de su “desaparición” en 2010 con varias producciones salidas ese mismo años. Con algunas colaboraciones por ahí, Robyn se mantuvo en silencio y con la duda entre sus audiencias, sobre todo de aquellos que la siguen desde 1995, si un día regresaría.

Como podemos ver, Robyn regreso y lo hizo con un pop mucho más electrónico que nunca que se define en cada una de las nueve canciones de Honey, un disco que de acuerdo con la misma cantante y como parte de nuestra reseña, “suena mucho mejor elaborado, sin presiones, sin prisa alguna y con ritmos un tanto distintos a lo que habíamos venido escuchando de ella”. Honey se liberó en su totalidad a finales de octubre, pero es hasta ahora que salió el video musical de la canción “Honey”.

Honey: el regreso de Robyn después de 8 años que vale la pena aplaudir
Portada de ‘Honey’ de Robyn.

Robyn ha hablado mucho de este nuevo disco y ha dicho que se trata de un trabajo sumamente íntimo y personal, divertido para ella. Y eso se ve reflejado en el video de “Honey”, donde Robyn sale bajo unas luces rojas para iluminar un cuarto donde muchas personas están bailando con ella. En realidad, al igual que la canción misma, se trata de un trabajo con algunos tintes eróticos que se definen con los pasos de baile, pero sobre todo en las tomas cerradas y la iluminación. “Honey” fue dirigido por Max Vitali, pareja y colega de Robyn, quien ya se ha hecho cargo de otros visuales de la sueca como “Be Mine”, “Call Your Girlfriend” y “Dancing On My Own”.

En nuestra reseña de Honey, escribimos sobre la situación de Robyn reflejada en este nuevo material: “Robyn va por buen camino incluso cuando sus letras hablan del corazón roto, de cómo superar una relación o el deseo de recuperar al ser amado, de la pérdida. Las composiciones, más allá de generar una sensación de vacío, compaginan por completo con los sonidos. Y eso es algo que pocos artistas logran: sumirte en la depresión, en un viaje atmosférico, en la sensualidad y felicidad al ritmo de un house bien hecho”.

En algún momento de su carrera, Robyn tuvo la oportunidad de convertirse, tal cual, en la princesa del pop; sin embargo, rechazó la idea de un pop comercial para dirigirse hacia un pop bien hecho que con el tiempo se fusionó con otros sonidos como el synth-pop y que ahora, con su regreso a la escena musical y un disco que es de aplaudirse, significa que a pesar de no seguir la fama, si siguió el buen camino que pone la calidad musical por encima de todo lo demás.

Por acá les dejamos “Honey” de Robyn para que se pongan a bailar en una atmósfera cargada de sensualidad y erotismo:

Comentarios