Aquí nos tocó vivir

Un paso más: SCJN ordena al IMSS asegurar a trabajadoras domésticas

En la lucha por la equidad y el acceso a los derechos laborales, las trabajadoras domésticas en México se apuntaron una victoria pues la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como discriminación excluir a las empleadas domésticas del régimen obligatorio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De esta manera, la SCJN ordenó al Poder Legislativo —es decir, la Cámara de Senadores y Diputados— que se ponga chambear en los aspectos legales para que las empleadas tengan acceso a un seguro obligatorio.

Así lo explica en un comunicado:

“La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó el proyecto del Ministro Alberto Pérez Dayán del amparo directo 9/28, determinando que es inconstitucional que los patrones no estén obligados a inscribir a las empleadas domésticas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)”.

Es decir, la decisión se tomó a raíz de un amparo y ahora la SCJN se encargó de explicar que NO hay ninguna razón legal para que las empleadas domésticas no tengan acceso a la seguridad social. Es más, tendrían que entrar en un régimen obligatorio.

Equidad laboral

“Dejar fuera el trabajo doméstico del régimen obligatorio del IMSS afecta de manera desproporcionada a la mujer, pues estadísticamente la labor del hogar es realizada preponderantemente por ellas (nueve de cada diez empleados del hogar son mujeres, según el INEGI)”, se lee en el comunicado.

Y es que la lucha por el acceso a este derecho no es nueva —por parte de las mujeres trabajadoras, quienes además de percibir un sueldo, que por lo general es raquítico, no tienen la garantía de un seguro social—, por lo que la desigualdad laboral, económica y de género se acentúa en nuestro país.

En este punto —igualdad laboral, económica y de género— la SCJN puso especial atención en las consecuencias, ya que esto impide que las trabajadoras domésticas tengan acceso a oportunidades reales de prestaciones, a un mejor desarrollo y, por ende, a un empleo digno.

Programa piloto en el IMSS

Además de la concesión del amparo, la Suprema Corte ordenó al IMSS que en el primer semestre de 2019 lleve a cabo un programa piloto en el que se den las herramientas necesarias para que las empleadas domésticas accedan a un seguro.

Y —ojo aquí— el Instituto Mexicano del Seguro Social tendrá que darse a la tarea de presentar al Congreso las modificaciones necesarias para que se legisle sobre el tema y, en menos de tres años, las trabajadoras domésticas en todo el país accedan a una seguridad social “efectiva, robusta y suficiente”.

Sin duda, este es un gran paso en la consecución de los derechos y garantías laborales para todos y todas.

**Foto de portada: Marcela Bautista/Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar CACEH

Comentarios