Copa Libertadores

Ya hay condena para el aficionado de River que atacó el autobús de Boca

Si la Final de vuelta de la Copa Libertadores no se jugó en el Monumental de Buenos Aires, esto se debe en gran parte Matías Firpo, quien lanzó una piedra al camión en el que se trasladaban los jugadores de Boca Juniors, lo que provoco lesiones en algunos jugadores.

Ahora el partido se trasladó a Madrid, donde ya se encuentran los dos equipos. Todos los argentinos que iban a ver el partido y finalmente lo tendrán que ver por televisión pueden agradecerle al aficionado de 31 años y su piedra por las consecuencias.

Sin embargo, el seguidor de River puede decir que le salió barata la condena. Firpo fue arrestado en su domicilio el pasado martes, luego de ser identificado y dar con su paradero.

Firpo es el único aficionado de River detenido por los actos de violencia. Fue juzgado y condenado a dos años y cuatro meses en prisión, pero no pisará la cárcel gracias a que no cuenta con antecedentes penales y una buena defensa.

Su abogado, Ricardo Vallejos, de acuerdo con El País, no es violento y no forma parte de la barra de River, pero en el momento de los ataques al camión de Boca “vio que tiraban piedras y se enganchó”. Todo esto jugó a su favor para que la sentencia se convirtiera en sólo 180 días (seis meses) de trabajo comunitario, además de presentarse en un curso de convivencia.

Sin embargo, lo que tal vez le duela más a este seguidor es el hecho de no poder entrar al Monumental de River en lo que termina su condena, así como asistir a eventos masivos de futbol y tampoco salir del país sin permiso.

Aficionados de Boca ya llegaron a Madrid y la seguridad española comenzó a hacer su trabajo desde el primer minuto, pues deportaron a uno de los líderes de la barra de Boca.

Comentarios