Deportes

El regreso de Alex Smith se complicaría por una infección tras su dramática fractura

El 18 de noviembre, Alex Smith se despidió de la temporada en el segundo cuarto del partido contra los Texans, tras sufrir una fractura expuesta de tibia y peroné, la cual puso los pelos de punta a más de uno.

El quarterback de los Washington Redskins fue trasladado de inmediato a un hospital, donde fue operado el mismo día, pues al tratarse de una fractura expuesta, en la que el hueso fracturado rasga la piel, incrementa el riesgo de sufrir una infección.

El hecho de realizar la cirugía el mismo día, reduciría el riesgo de infección, sin embargo ésta no se pudo evitar, lo que ha impedido que se realice el proceso de cicatrización y por ello ha sido sometido a otros procedimientos para controlar y erradicar la infección en su pierna izquierda.

Esto arrojado como consecuencia que el quarterback inicie del periodo de rehabilitación, incluso  pone en riesgo su carrera. Ante esta situación la familia de Alex Smith ha pedido discreción.

“Agradecemos las muestras de preocupación y las oraciones tras la lesión que sufrió el 18 de noviembre ante los Houston Texans. Aunque es una lesión seria, Alex y su familia se mantienen firmes. Nos gustaría pedir a todos que respeten la petición de privacidad de la familia”, publicó el equipo de Washington en su cuenta de Twitter.

La primera temporada para Smith en Washington no ha sido la esperada y su equipo ha sufrido para reemplazarlo, ya que su suplente Colt McCoy, pero también sufrió una fractura el lunes ante los Eagles, por lo que ahora Mark Sánchez es dueño del control.

Comentarios