Mundo

Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, pide matar a los obispos católicos por “inútiles”

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ya famoso por sus polémicas declaraciones se vuelve a poner en el ojo del huracán ¿Recuerdan aquella frase de “dispárales en la vagina” en contra de las mujeres rebeldes? Pues ahora el mandatario propone propone matar a los obispos católicos. No, no es broma.

Durante un discurso en Manila, el presidente afirmó que los obispos católicos son “inútiles” y le pidió a quien lo escuchaba que mejor los mataran: “esos bastardos no sirven para nada, lo único que hacen es criticar”.

Y no sólo eso, el mandatario dijo que la iglesia católica es la institución más “hipócrita del mundo” porque el “90% de sus sacerdotes son gays”.


En este sentido, el portavoz de la presidencia, Salvador Panelo, pidió a los ciudadanos filipinos que no se tomen el mensaje como algo literal ya que el presidente solo utilizó la “hipérbole para lograr un efecto más dramático” a sus discursos.

Y no ha sido lo único. El pasado mes de junio, Duterte afirmó que Dios es “estúpido” y se burló de algunos temores sobre el pecado original.

Por su parte, la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas rechazó responder a estos comentarios ya que consideran que sería “agregar más leña al fuego”.

Recordemos que el pasado mes de febrero, el presidente Duterte pidió que les dispararan en la vagina a las mujeres rebeldes, ya que “sin la vagina serían mujeres inútiles”. Como en toda administración, el presidente de Filipinas cuenta con una serie de ‘Patiños’ que le solapan sus ‘chistosadas’. Ahora, fue el caso de Harry Roque, un vocero del jefe de Estado que pidió que los críticos se calmaran“A veces, las feministas están exagerando”, empezó el señor Roque, “digo, eso fue chistoso. Vamos, solamente ríanse” para después pedir a la gente que intentaran “identificarse con el humor” de su presidente.


¿No lo tomamos literal de nuevo?  🤔

Comentarios