Ante protestas de los chalecos amarillos, museos y hasta la Torre Eiffel estarán cerrados

Aunque el gobierno de Francia dio marcha atrás en el aumento de la gasolina —o el gasolinazo francés—; se prevén marchas para este sábado y ante el anuncio, París se ha blindado con el cierre de sus museos —como el Louvre—, tiendas y hasta la Torre Eiffel.

De acuerdo con RFI (Radio Francia Internacional) esto se traduce en un “paro cultural” ante las protestas de los chalecos amarillos. Por ejemplo los museos de Orsey, del Arte Contemporáneo o el Museo del Hombre no tendrán actividades el 8 de diciembre —afectando a los turistas que ya tenían programada su visita—.

Lo mismo sucederá con la Comédie Française o el Teatro de los Campos Elíseos, las Catacumbas, el Arco del Triunfo y… la Torre Eiffel ante la expectativa de la magnitud de las protestas. Y no sólo en París, el cierre aplicará para ciudades como Marsella, Montpellier o Burdeos.

Por cierto, las escuelas  y los liceos también permanecerán cerrados, pues las autoridades no quieren repetir la dosis de ocaciones pasadas.

Las protestas

Vale recordar que el movimiento de los chalecos amarillos surgió ante la oposición al gasolinazo francés —por allá del 17 de noviembre— pero sus exigencias se extendieron hasta protestar por los nuevos impuestos y la disminución en el poder adquisitivo de los ciudadanos y ciudadanas.

Emmanuel Macron y Edouard Philippe dieron marcha atrás en el aumento al precio de los combustibles tras las manifestaciones que inundaron a París, Marsella y otras ciudades de Francia —se supone que este aumento tendría que aplicarse en enero de 2019, en el primer semestre del año—. Sin embargo, la fuerza y el choque de los chalecos amarillos superaron cualquier pronóstico político.

Por lo pronto, el gobierno también garantizó que no aumentarían las tarifas de electricidad, el próximo año. Pero los manifestantes no han bajado la guardia y volverán a salir a las calles —mientras las autoridades han considerado desplegar 65 mil agentes para contener a los grupos anarquistas que se han infiltrado entre los chalecos amarillos—.

Así que el próximo sábado no será un día nada atractivo para el turismo extranjero.

**Foto de portada: AFP.

Comentarios