Deportes

El aficionado japonés que viajó desde su país para ver a Cruz Azul

Quien crea que Boca Juniors es el único equipo de América que cuenta con un aficionado de Japón capaz de cruzar el mundo completo sólo para ver a su equipo, se equivoca, pues Cruz Azul también mueve masas en el país de Oliver Atom y Pikachu.

La Máquina se encuentra en Semifinales por primera vez desde 2013 y su gran temporada, en la que ya conquistó la Copa MX, ha llegado hasta otros continentes y específicamente al corazón de Hiroito Takashi, quien es celeste desde hace casi 20 años.

El hecho de ver a Cruz Azul en Semifinales no es cosa de todos los días, por lo que Takashi se animó a cruzar los charcos para ver a su Cruz Azul. Algunas versiones en redes sociales aseguran que estuvo en el partido de Ida, contra Monterrey, y que estará también en el Estadio Azteca.

¿Por qué le va a Cruz Azul?

Esta historia de amor imposible inició en 2001, con aquel Cruz Azul que llegó a la Final de la Copa Libertadores, contra Boca Juniors. Ese mismo equipo se ganó varios elogios a tal grado de ser invitado al torneo Teresa Herrera, en España, y ahí Hiroito cayó rendido a los brazos cementeros.

Este aficionado japonés trabajaba durante esos años en España, donde se declaró cementero después de ver la gran actuación del equipo mexicano contra el Real Madrid, que aún sueña con el Conejo Pérez y los dos penales que le atajó a Figo.

Desde entonces Hiroito no sólo es aficionado a Cruz Azul, sino que también ha convertido a su esposa y a sus tres hijos en devotos a las cruzazuleadas, por lo que si ha estado en las malas, con mayor razón está en las buenas.

 

Comentarios