Sí, se terminó la primera tanda de capítulos y no vemos la hora en que ya se den detalles para su continuación. Pero bueno, como sea, es justo decir que The Last of Us en su primera temporada dejó muy buenas sensaciones.

La serie, con su primera tanda de capítulos, ha conseguido posicionarse como una de las mejores adaptaciones de un videojuego que se han visto en la industria del entretenimiento. Y mucho es gracias a que HBO dejó que Neil Druckmann (creador del juego), junto a Craig Mazin, plasmaran su visión con una versión televisiva muy fiel al material de origen.

Pedro Pascal y Bella Ramsey como Joel y Ellie en la serie de The Last of Us. Foto: HBO.

5 cosas geniales que nos dejó ‘The Last of Us’ en su primera temporada

Bueno, es verdad que la serie sí tuvo una que otro cosilla diferente del juego, pero eso es lo que hizo de este show algo único, ya que no fue una calca 100 por ciento idéntica del juego; tiene sus detalles propios para hacerla uno de los contenidos de los que se hablará al final de este 2023, cuando se empiecen a hacer los conteos con lo mejor del año en la TV y el streaming.

Y bueno, por acá, para no andar tan tristones ahora que ya no habrá domingos de la serie por un buen rato, repasamos algunas cosas geniales que nos dejó The Last of Us en su primera temporada.

1. Las escenas a manera de prólogo en algunos de los episodios

Cuando el capítulo 1 de The Last of Us en su primera temporada llegó, una de las cosas que más se comentó giró en torno a la escena de apertura. Esa secuencia a manera de prólogo no es parte del juego, pero ciertamente sumó mucho para explicarle a la audiencia (especialmente a quienes no habían jugado nunca el videojuego) el contexto de la historia y la infección por Cordyceps.

En una entrevista televisiva de los 60, se explica el peligro que supone el hongo. Y es genial esa escena porque, con una actuación tranquila y científicamente explicada, te hace entrar en tensión mucho antes de que aparezca Joel y su trágica historia de origen.

La cosa se pone más fea en el prólogo del segundo episodio, donde una bióloga es testigo de uno de los primeros casos de infección. Y es ella la que termina por quitarnos la esperanza, confirmando que es el inicio del fin del mundo. Qué pedazo de escena, verdaderamente.

Escena de apertura de ‘The Last of Us’ episodio 2. Foto: HBO.

2. Los cameos de los actores del videojuego en la serie fueron de lo mejor de The Last of Us en su primera temporada

Uno de los detallazos por los que la producción de The Last of Us en su primera temporada se mereció un aplauso, es porque incluyeron en el elenco de la serie a varios de los actores que dieron voz y que hicieron el motion capture en los videojuegos originales.

Merle Dandridge, quien hizo a la Luciérnaga Marlene en el juego, regresó a la franquicia para repetir el papel en la serie. Otro que formó parte del cast del show fue Jeffrey Pierce, quien hace en el videojuego a Tommy Miller, hermano de Joel. Pierce, para la serie, interpretó a un soldado rebelde que acompañaba a Kathleen.

Por supuesto, el par de cameos más emocionantes son el de Troy Baker y Ashley Johnson, quienes en el videojuego interpretaron a Joel y Ellie respectivamente. Ahora en la serie, Baker regresó como un sobreviviente que en el capítulo 8 tiene una aparición bastante especial, mientras que Johnson la vimos en el final de temporada como la mamá de Ellie. ÉPICO.

Ashley Johnson como la mamá de Ellie en ‘The Last of Us’. Foto: HBO.

3. ‘The Last of Us’ en su primera temporada nos trajo el desarrollo de varios personajes secundarios

Uno de los detalles que hacen que la serie de The Last of Us en su primera temporada sea genial, es porque le dieron un peso y desarrollo bastante a muchos personajes que eran –demasiado– secundarios en el videojuego.

Y en ese sentido, la historia de Bill y Frank fue uno de los momentos más conmovedores y tristes de la serie. Mientras que en el juego apenas y tienen una mención destacada, en el show de HBO se nos muestra cómo se conocen, la evolución de su romance y su emotivo final digno de las tragedias románticas de Shakespeare.

Frank (Murray Bartlett) y Bill (Nick Offerman) en ‘The Last of Us’. Foto: HBO.

4. La apariencia de los infectados y el estupendo trabajo con efectos prácticos

The Last of Us en su primera temporada nos mostró que puedes hacer una buena serie basada en un survival horror, sin tener que apantallar a la audiencia con un montón de escenas sangrientas de acción donde los infectados correteen a los protagonistas.

El peso dramático y el suspenso se priorizó sobre la acción (que es al final por lo que tampoco se hizo la película que se planeaba hace muchos años). Pero aún así, TLOU de HBO y su equipo de diseño de prostéticos se rifaron cada vez que aparecieron los diferentes tipos de infectados (sobre todo cuando se presenta el ‘Gordinflón’).

Esos diseños de infectados por Cordyceps se los debemos a nada más y nada menos que Barrie Gower, uno de los artistas de prostéticos más rifados de la industria del entretenimiento. Él ha trabajado en otras producciones como Stranger Things, Game Of Thrones, House of the Dragon y más.

5. Ya sabíamos que morirían ciertos personajes, pero no dejó de ser impactante

Claro que aquellos que nunca habían jugado el videojuego, seguramente se llevaron una impactante sorpresa con varias de las muerte de diversos personajes. Pero, ¿y quienes ya conocían la historia por el juego?

Esa es una de las cosas más geniales de The Last of Us en su primera temporada, pues aunque ya sabíamos que ciertos personajes tendrían un trágico final, las actuaciones del elenco llevaron esos momentos a otro nivel. Y en ese sentido, tenemos que destacar lo que se logró con las muertes de Henry y Sam, interpretados por Lamar Johnson y Keivonn Woodard. Rifados.

Sam (Keivonn Woodard) y Henry (Lamar Johnson) en la serie de The Last of Us. Foto: HBO.

Todo lo que no sabías que necesitas saber lo encuentras en Sopitas.com

Redactor de música, entretenimiento y otras cosas cool en SopitasFM como parte de Sopitas.com. Recién (o ya no tanto) salido de la carrera de comunicación y periodismo de la FES Aragón UNAM. "La música...

Comentarios