Este 23 de agosto nos vamos levantando y quitándonos las lagañas con una noticia triste, pues murió a los 96 años ni más ni menos que Rosita Quintana, actriz, cantante y figura de la época de oro del cine mexicano. Así lo confirmó la Asociación Nacional de Actores (ANDA) a través de redes sociales, pues lamentaron profundamente su muerte, aunque hasta este momento no se ha confirmado la causa oficial de su fallecimiento. 

De acuerdo con El Universal, en julio pasado internaron a Quintana en un hospital de la Ciudad de México. En un principio se mencionó que había ingresado por una infección en la garganta que complicó un pequeño tumor que se presentó en la tiroides, el cual no fue necesario operar pero que sí representó un problema grave. Sin embargo, a pesar de las circunstancias y de la edad, Rosita ya se estaba recuperando.

Murió a los 96 años Rosita Quintana, actriz de la época de oro del cine mexicano
Foto: Captura de pantalla

¿Quién fue Rosita Quintana?

Quizá no les suene el nombre de Rosita Quintana, pero es una verdadera leyenda del entretenimiento no solo en México, también en gran parte de Latinoamérica. A lo largo de su carrera y durante casi 50 años participó en películas, telenovelas, series de televisión y hasta se aventó como cantante. Pero su trabajo más destacable en nuestro país se dio cuando estuvo involucrada en algunos proyectos en la llamada época de oro del cine mexicano.

Trinidad Rosa Quintana Muñoz nació el 16 de julio de 1925 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Gracias a la influencia de su abuela, Carmen Alonso, guitarrista e intérprete de tango, Rosita se empezó a interesar por el canto, pero debutó profesionalmente a los 15 años en un teatro de revista de su país natal, como la vocalista de una de las orquestas más famosas de la época, La orquesta de los hermanos Caro.

Murió a los 96 años Rosita Quintana, figura de la época de oro del cine mexicano
Foto vía Twitter

A partir de ahí le empezaron a llover ofertas de trabajo. Sin embargo, todo cambió cuando Jorge Negrete andaba de gira por Sudamérica y sin saberlo, vio una actuación de Rosita Quintana y la invita a México, en donde se presenta en el famoso Centro Nocturno “El Patio” en 1947. Le fue tan bien y el público la aceptó de tal manera que decide quedarse a radicar en nuestro país, y pronto obtuvo la nacionalidad mexicana.

Su enorme carrera como actriz

El debut como actriz de Rosita Quintana vino lo hace en 1948 con la película La santa del barrio del director Chano Urueta, a la que siguieron pequeños papeles en otras cintas como: Ay Palillo no te rajes!. Pero no sería hasta el año siguiente que el público comienza a identificar a Rosita por su trabajo actoral gracias a su participación en tres de las mejores películas de Germán Valdés “Tin Tan”: Calabacitas tiernas, Soy charro de levita y No me defiendas compadre.

En estas actuaciones junto a Tin Tan demostró su enorme capacidad para la comedia, tanto que se la considera –junto a Silvia Pinal– como la mejor pareja femenina que tuvo el famoso cómico mexicano. Además de estas producciones, en 1951 protagonizó una de las primeras película que Luis Buñuel filmó en nuestro país y que le valió gran reconocimiento a ambos, Susana (Carne y demonio) y también trabajó con Pedro Infante en El Mil Amores de 1954.

Rosita triunfó a nivel internacional

Para que se den una idea de qué tan relevante es, Rosita Quintana triunfó a nivel internacional, pues ganó reconocimientos como actriz en eventos importantes como el Festival Internacional de Cine de Moscú, el Festival Internacional de Cine de Berlín y el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, gracias a tres películas en particular: El hambre nuestra de cada día, Serenata en México y El Octavo Infierno respectivamente. 

Por si esto no fuera suficiente, también participó en al menos ocho telenovelas, como La Intrusa, Atrapada y Abrázame muy fuerte. Por otro lado, también vale la pena destacar su carrera como cantante, ya que en nuestro país grabó un sinfín de álbumes de estudio junto al Mariachi México y el Mariachi Vargas de Tecatitlán. Uno de sus últimos discos fue Siempre se vuelve al primer amor… de 1965, donde interpretaba tangos clásicos.

Me llamo Jesús pero todos me dicen Chucho. Me encanta la música y sé tocar algunos instrumentos, aunque creo que soy mejor escribiendo sobre las bandas que me gustan. Soy fan de los conciertos y festivales,... More by Jesús González

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook