Por: Daniel Bárcenas Fernández

Ha pasado más de un año desde el estreno de Justice League y, por una u otra razón, no pude evitar preguntarme qué había sucedido con Aquaman. Su primera aparición en el cine había dejado mucho a la imaginación, sobre todo porque la mayoría de las peleas se llevaron a cabo en tierra firme y eso no lo favorecía. Eso sin mencionar que la historia giró más en torno a la resurrección de Superman, la batalla contra Steppenwolf, la unión de los superhéroes como un equipo y etcétera.

Tenía varias preguntas que debían responderse y no sabía si eso sucedería pronto. Luego llegó Warner Bros. y me invitó a ver la función de prensa y, vaya… me llevé más de una sorpresa. El personaje no sólo demostró que todavía tenía mucho que demostrar (sobre todo en cuanto a la extensión de sus habilidades), sino que creció mucho a un nivel personal en comparación con su rol en conjunto.

Tal vez me esté apresurando al decir todo esto, así que voy a ir por partes y les explicaré por qué vale la pena ver Aquaman cuando llegue a la gran pantalla. También es importante que sepan que esta breve reseña no contiene spoilers, para que no se preocupen por detallitos y que les arruine su experiencia ni nada por el estilo.

Sobre la identidad del superhéroe

Aquaman - Filme de James Wan

Como mencioné antes, el crecimiento del rey de los mares fue muy notorio en la película. Cuando lo vimos en Justice League, parecía más un hombre despreocupado y salvaje, inmerso en sus propios pensamientos y que sólo estuvo presente para hacer uno que otro comentario chusco. Nada de lo que vimos realmente podía decir algo acerca de su personalidad, su propósito como héroe o incluso sus poderes.

Dentro la película, las cosas fueron totalmente diferentes, ya que se habla más de sus orígenes y se explica un poco el porqué de su personalidad alocada y rebelde. Con esto pude comprender por qué eligieron a Jason Momoa como protagonista; el objetivo no sólo era poner a un sujeto musculoso y de aspecto rudo para hacer la pose, porque también su etnia hawaiana, alemana e irlandesa tuvo algo que ver.

La historia hizo que Arthur Curry tuviera un propósito en la vida mayor al de viajar a través de los mares para patear traseros. Obviamente, no todo se trata de reflexiones y momentos emotivos, porque también tiene una buena dosis de acción y eso se da a reconocer desde los primeros minutos de su proyección.

Entonces, ¿hay buenos trancazos?

Aquaman - Filme de James Wan

Otra de las características del filme (y una muy importante, según mi opinión personal) es que, sí, tiene muy buenas escenas de combate. Varias de las peleas son únicas porque se llevan a cabo en distintos escenarios, cosa que me hace regresar a lo que comentaba anteriormente con respecto a los poderes de Aquaman. Ahora sí podrán todo su potencial en acción, ya que desde el adelanto se da a entender que gran parte de la trama ocurre en las profundidades del mar y lugares donde hay mucha agua.

Además de buenos guamazos, la cinta también nos deja ver un poco de un personaje al que muchos esperaban: Black Manta. No voy a dar muchos detalles de lo que vi, sólo voy a decir que su introducción a esta nueva saga es sólida y que, como villano, David Kane tiene bastante carácter, además de una buena razón bastante fuerte para odiar a Arthur.

Otros aspectos curiosos

Para respetar la regla de hierro de no aventarles spoilers, sólo les diré que esta película es como un viaje a través de otras franquicias. En un momento estarán viendo las aventuras de un justiciero de DC y, en otro, parecerá que entraron a otra cinta debido a las referencias que encontrarán. Este fue un detalle muy curioso y difícil de entender, pero sinceramente aplaudí a James Wan por haber tenido la libertad de jugar tanto con la historia y con todos sus personajes.

Aquaman - Filme de James Wan

Por otro lado, también puedo decir que el filme es, de cierto modo, multi-género, ya que tiene acción, romance, comedia y hasta un poco de drama. Los chistes dentro de la trama no estaban demasiado forzados y eso ya es una razón para ser agradecidos, sobre todo porque el humor en el cine de superhéroes es algo muy delicado, por no decir que a veces parece que entra a la fuerza.

Veredicto

Puedo decir, sin temor a equivocarme, que Aquaman es una película muy recomendable y que pueden disfrutarla tanto chicos como grandes. También es importante mencionar que este podría ser un nuevo comienzo para DC, ya que los filmes de sus superhéroes en solitario parecen ser mucho más exitosos que aquellos hechos en conjunto.

Por su parte, el rey de los océanos hizo muy bien su tarea y me dio muchos momentos de emoción acompañados con risas y reflexiones. No hay que pensárselo mucho, realmente, el secreto es dejarse sorprender y tener la mente abierta a todo lo que suceda.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook