A 33 años del fallecimiento de ‘Sal’ Sánchez, su legado sigue más que vivo

Salvador ‘Sal’ Sánchez es sin duda uno de los boxeadores más grandes en la historia del boxeo mexicano e internacional. Recordado por dominar su división durante los 7 años que fue profesional y también por la manera trágica en la que su vida termino, justo cuando su carrera comenzaba a consolidarlo como uno de los más grandes.

Después de revisar sus logros, es difícil negar que el ex campeón peso pluma del CMB de 1980 a 1982 merezca todo el reconocimiento del mundo pugilístico. En un periodo de siete años como profesional, Sánchez acumuló un récord de 44-1-1 (32), aun más notable en su carrera fueron sus nueve defensas de título contra extraordinarios oponentes en un lapso de dos años y medio.

Sánchez rompió las barreras para los boxeadores de peso ligero, ganando millones de dólares. La defensa del su título contra García fue la primera pelea de la división peso pluma televisada por HBO. Para demostrar cuanto fue respetado Sánchez como boxeador, compartió honores como “Boxeador del año” con Sugar Ray Leonard en 1981 — en el año en que Leonard noqueó a Tommy Hearns. Tambien fue una  figura popular dentro y fuera del ring. En mayo de 1982 Sánchez  trabajó con un grande de la salsa, Rubén Blades, en una película llamada “The Last Fight (la última pelea)” (que más tarde fue dedicada a su memoria).

El 12 de agosto de 1982, a la edad de 23 años, la vida de Sánchez terminó trágicamente debido a un accidente automovilístico, después de pasar  una noche con amigos Sánchez conducía su Porsche 928S camino a su casa y fue envestido por un camión en la carretera Querétaro/México. Curiosa o desgraciadamente, Sánchez tenía a menudo premoniciones de su propia muerte. Hacía comentarios con las personas mas cercanas a Él, sobre no vivir una larga vida y también les comento de la forma en que quería que fuera organizado su funeral. El cual se celebró en su ciudad natal Santiago Tianguistenco, más de 50.000 personas se presentaron a brindarle su respeto.

Hoy a 33 años de su trágica muerte, lo recordamos como uno de los 3 mejores boxeadores que México ha dado, junto a Julio César Chávez y Juan Manuel Márquez.

Aquí sus mejores momentos dentro del boxeo: