El alemán Alexander Zverev, se convirtió en el tenista más joven desde 2009 en llegar a la Final del Masters de Londres al imponerse a Roger Federer en sets corridos 7-5 y 7-6, sin embargo, el teutón no la pasó bien al final del partido, pues fue abucheado por el público cuando fue entrevistado en la pista, lo que nos recordó al público del US Open, cuando abucheó a la campeona Naomi Osaka.

Zverev se ganó el rechazó del público al suspender el juego, en el segundo set, cuando Federer vencía 4-3. El alemán tomó la decisión de parar el juego debido a que a uno de los recoge pelotas se le resbaló una de las bolas.

En el reglamento se estipula que no debe haber más de una pelota en pista y en caso no cumplirse este punto, el punto en disputa debe repetirse. Federer nunca se percató de la situación, debido a que el recogepelotas estaba a sus espaldas.

Zverev se dio cuenta y dio aviso de los sucedido al pedir que se detuviera el juego, algo que molestó al público y a Federer, aunque el suizo pronto entendió la situación.

“Estoy un poco molesto ahora por cómo terminó todo, no quería que terminara así, pero espero tener muchos más partidos buenos aquí”, dijo Zverev, quien fue abucheado otra vez. “Le ofrecí disculpas a Roger en la red, dijo que estaba bien y que está en las reglas. Lamento que esto haya pasado, no quería molestar a nadie“, agregó.

Tras las silbatinas, Federer salió en defensa de su oponente y consideró que no merecía el abucheo: “Es desafortunado que esto haya pasado. Sascha no se lo merece. Se disculpó conmigo en la red y no cuestiono la deportividad de Sascha de ninguna manera”.