El próximo domingo, Liverpool recibirá al Chelsea

en uno de los partidos más importantes en el cierre de la Premier League, pues el equipo de Londres es uno de los rivales que podría complicarle el camino a los Reds rumbo al título, por lo que en sí, ya es un juego de alto voltaje.

Sin embargo, ahora el ambiente se ha complicado previo al juego, tras hacerse públicos cánticos por parte de aficionados del Chelsea en contra de la estrella de los Reds, el egipcio Mohamed Salah, a quien llamaron bombardero, una expresión considerada como una referencia terrorista.

Los seguidores del Chelsea realizaron estos cánticos en un bar de la ciudad de Praga, República Checa, donde el equipo inglés  encaró al Slavia en actividad de la Europa League.

 

En total son seis aficionados Blues los que realizaron estos cánticos al ritmo de “September” de Earth Wind and Fire, de los cuales tres ya fueron identificados durante el partido del Chelsea en Praga, mientras que de los otros tres no se tenía pista al finalizar el juego.

No es la primera vez que Chelsea se ve involucrado en manifestaciones racistas, por lo que la directiva del club expresó su intención de mandar a este tipo de seguidores al campo de concentración de Auschwitz con el fin de hacer conciencia.

Liverpool, preocupado por este tipo de actos y en un contexto de competencia importante en la Premier League, reprobó lo hechos mediante un comunicado.

El comunicado del Liverpool

El vídeo que muestra viles cánticos discriminatorios dirigidos a uno de nuestros jugadores, es peligroso e inquietante. Ya en esta temporada, hemos visto abusos discriminatorios repulsivos en los estadios de Inglaterra, Europa y en todo el mundo. También hemos sido testigos de numerosos ataques de odio en las redes sociales.

Este comportamiento debe ser llamado por lo que es: intolerancia pura.

El Liverpool Football Club cree que es responsabilidad de quienes ocupan puestos de autoridad, siguiendo el proceso adecuado, actuar con urgencia para identificar y luego castigar a quienes cometan un delito de odio.

 

La respuesta del Chelsea

Chelsea reaccionó también con un comunicado en el que aceptó que los hombres que hacen los cánticos son aficionados suyos, aseguró que tomaría medidas y nombró a estos seguidores como “vergüenza”.

“El Chelsea FC considera que todas las formas de comportamiento discriminatorio son abominables y si existe una clara prueba de que los miembros involucrados en dicho comportamiento forman parte de la afición del club, tomaremos las medidas más enérgicas contra ellos. Tales individuos son una vergüenza para la gran mayoría de los partidarios del Chelsea que no los tolerarán en su club”.

http://instagram.com/sopitasdeportes