Bien dicen que en la vida hay prioridades y que difícilmente uno las va a cambiar o a modificar aunque tenga otras cosas enfrente y estos aficionados del béisbol son el ejemplo más claro. Cientos de fanáticos que se dieron cita en el nuevo estadio de los Diablos Rojos, se perdieron casi todo el partido contra Los Padres de San Diego por comprarse unos tacos de cochinita… ¡y no es broma!

Aficionados se perdieron el juego de los Diablos Rojos por comprar tacos de cochinita

Getty Images

Vamos a ver qué fue lo que pasó. Los tacos de cochinita son un elemento tradicional e incluso histórico que caracteriza los juegos de los Diablos Rojos pues desde que jugaban en Parque del Seguro Social, los aficionados hacían largas filas para degustarlos y esta vez no fue la excepción.

El nuevo Estadio Alfredo Harp Helú no se dio abasto este día al ver a cientos de aficionados formados para comprarse sus tacos de cochinita; algunos estuvieron formados por casi dos horas, por lo que se perdieron unas ocho entradas, más o menos, perdiéndose todo lo bueno de este duelo e incluso los abucheos al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien no fue muy bien recibido.

Aficionados se perdieron el juego de los Diablos Rojos por comprar tacos de cochinita

Foto: Cyn_Itzel

Si bien la inauguración de este inmueble y el duelo entre Diablos Rojos vs Padres de San Diego era lo que tenía que robarse la atención, muchos optaron por sólo irse a comer unos tacos, pues según dice la gente son los mejores que han probado en su vida y pues sí deben estar muy buenos para aguantar tanto tiempo en una fila y desperdiciar su asiendo en este duelo.

Aficionados se perdieron el juego de los Diablos Rojos por comprar tacos de cochinita

Foto: Soto_XhaviD

He comido los tacos de cochinita con mi familia desde la infancia. Son bastante ricos y es que es una tradición. El béisbol para mi familia y para mi es súper especial y estamos aquí para conocer el nuevo estadio”, explicó Fernanda Orozco, fiel aficionada de los Diablos Rojos.

Hubo molestia y polémica en este puesto ya que se desató una ola de silbidos y hasta insultos porque el lugar le daba preferencia a los invitados VIP (que era algo de esperarse) por lo que tardaban mucho más en atenderlos, además de que el precio de la orden, supuestamente, subió de 36 a 50 pesos, algo que les pareció injusto dado que nunca había pasado.

Aficionados se perdieron el juego de los Diablos Rojos por comprar tacos de cochinita

Getty Images

Y bueno, como los tacos de cochinita no son lo más importante y nos interesa el aspecto deportivo, los Diablos Rojos inauguraron el Estadio Alfredo Harp Helú con una derrota de 2-11 contra los Padres de San Diego. Fue un juego intenso, emocionante y sobre todo emotivo, pues una nueva era para este conjunto acaba de comenzar.