Los boletos para la Final de la Champions League ya quedaron sellados. Tottenham y Liverpool se citarán el 1 de junio en la cancha del Wanda Metropolitano, casa del Atlético de Madrid, para conocer al ganador de esta edición.

Las semifinales de Vuelta no dejaron lecciones que pueden marcar el futuro de algunos equipos (Barcelona coff, coff) y el reconocimiento a personajes como Muaricio Pochettino, quien tiene un lugar asegurado en la historia del Tottenham.

De blanco y rojo no hay magia

Ajax sufrió la eliminación más cruel que pudo imaginar. Los Spurs remontaron en el segundo tiempo un 3-0 y el equipo de Ámsterdam registró su cuarto partido consecutivo sin ganar en Champions vistiendo de blanco y rojo.

En la eliminatoria anterior, en Cuartos de Final, empató 1-1 contra la Juventus. En Octavos perdió 2-1 contra el Real Madrid y en la jornada 6 de la fase de grupos empataron 3-3 con el Bayern Munich; esta vez, vistiendo su uniforme tradicional, se quedó a minutos de llegar a la Final.

Getty Images

Jugando de negro y dorado ganaron y eliminaron de visitantes al Madrid y Juventus, y sacaron ventaja ante el Tottenhan en Londres.

Premio a los menos soberbios

Liverpool y Tottenham demostraron tener más argumentos y menos soberbia para llegar a la Final de la Champions League.

Por más que se haya hablado del golazo de Messi en la semifinal de vuelta, el equipo Anfield no merecía un 3-0 en contra en el Camp Nou, donde do

minó por lo menos la mitad del partido. De esta manera podríamos decir que Liverpool fue mejor que el Barça en 135 de los 180 minutos de la serie y el futbol le hizo justicia.

De Ajax no se puede decir menos. El equipo de Ámsterdam fue mejor que el Tottenham en tres de los cuatro tiempos de la serie, sin embargo, la soberbia le pasó factura en en los últimos 45 minutos, cuando recibió los tres tantos de Lucas Moura, con los que el equipo de la Premier League rompió una racha de cinco derrotas consecutivas, en las que se quedó en blanco en cuatro de ellos. Los Spurs perdieron esos cinco partidos a cambio de la victoria más importante y dulce de su historia.

Getty Images

Los pecados de Valverde

La hazaña del Liverpool para darle vuelta al Barcelona ha dejado un panorama negro en el club catalán, a tal grado que aficionados del club reclamaron al argentino en el aeropuerto. Sin embargo, el blanco de las críticas es el técnico Ernesto Valverde, después de la pobre actuación en Anfield.

Entre los pecados con los que carga el timonel está la alineación de titular de Coutinho, desaparecido en el terreno de juego, sin embargo, el que tiene mayor peso es la apuesta defensiva en Anfield, pese a que los catalanes han evidenciado una y otra vez que no saben defender.

Getty Images

De acuerdo con algunos reportes, Lionel Messi no quiere ni ver al estratega, por lo que su cabeza puede rodar al finalizar la temporada.

La virtud de Liverpool

Liverpool selló el pase a la Final pese a las bajas de Firmino y Mohamed Salah. El secreto para sobreponerse a este panorama es el impulso de su técnico Jurgen Klopp, así como la disposición de sus jugadores, que se mataron en el terreno de juego. Dicho esto en pocas palabras, el mensaje se puede entender así: Sin Firmino y sin Salah, pero con Klopp y muchos 🥚🥚🥚.

http://instagram.com/sopitasdeportes