Guillermo Ochoa volvió a demostrar que eso de las salidas por aire no son lo suyo y facilitó el empate de Gallos al final del primer tiempo, sin embargo Andrés Ibargüen marcó un doblete y le dio el triunfo al América 2-1 en el Corregidora.

Las Águilas consumaron su segundo triunfo consecutivo con el cual ascendieron al tercer lugar general (a falta de lo que haga Necaxa) con 10 puntos y esto también termina por beneficiar a Pumas, que con 11 unidades es sublíder.

El partido arrancó con un muy buen ritmo, del cual sacó provecho América para ponerse al frente en el marcador con una jugada que estaba destinada a no trascender ante la cortina de defensas con la que se topó Richard Sánchez al borde del área.

Sin embargo, el paraguayo se sacó la chistera un pase media altura para Andrés Ibargüen y el colombiano prendió el balón de aire para inflar las redes.

El gol le hizo mal al partido, pues después de éste América durmió el balón, cortó los accesos para Gallos y cuando todo indicaba que los capitalinos se iban al descanso con ventaja, Guillermo Ochoa facilitó el gol del empate.

En el cobro de un tiro de esquina, Ochoa salió confiado en busca de cortar el servicio con el puño izquierdo, sin embargo se fue de largo y facilitó el remate de Ariel Nahuelpán, quien ni se enteró de su propio remate.

Gallos de pecó en el segundo tiempo, pues tuvo para ponerse en ventaja en el marcador con un par de acciones, sin embargo, en una Fabián Castillo fue demasiado egoísta y en lugar de habilitar a algún compañero que arribaba el área, decidió disparar y todo quedó en las manos de Ochoa. Después Yrizar vació un balón por el costado en la jugada más clara del partido.

Cuando Querétaro vivía su mejor momento, América firmó el 2-1 en una jugada que armó Giovani Dos Santos y tras un montón de rebotes en el área, Andrés Ibargüen conquistó su doblete.