América no la pasó nada bien en Tijuana. El equipo que dirige Miguel Herrera se quedó sin gol en la frontera y regresa a casa con un punto, sin embargo, para llevarlo a Coapa tuvo que esperar más de 13 horas en el aeropuerto debido a las malas condiciones del clima.

El partido de la tercera jornada del Clausura 2020 se jugó con una espesa capa de neblina, la cual se mantuvo hasta este sábado, por lo que el equipo azulcrema pasó la noche en la ciudad de Baja California en un hotel.

Mexsport

El equipo tenía planeado regresa a la Ciudad de México por la mañana, sin embargo, las condiciones climáticas provocaron retrasos en los vuelos, de modo que tanto el equipo capitalino, como los árbitros y comisarios de la Liga MX, se quedaron varados en el aeropuerto.

Cansados de la larga espera, algunos jugadores del América de plano se acostaron en el piso mientras que otros, como Guillermo Ochoa y Paul Aguilar, se dieron un paseo por algunas tiendas, lo que provocó que una multitud los persiguiera en busca de fotos y autógrafos.

Una tienda de electrónica de plano tuvo que cerrar para que Ochoa y Aguilar pudieran comprar con tranquilidad.

De acuerdo con El Sol de Tijuana, los vuelos se suspendieron desde la noche del viernes y se reactivaron paulatinamente después de las 8:00 horas de este sábado con hasta 14 horas de retraso.