Se había tardado pero el América ya se sumó a la campaña para tratar de erradicar el famoso “eh, puto”.

A algunos les duele, pero tanto Tigres como su afición pusieron el ejemplo y fueron los precursores de que en el Volcán ya no se lance la consigna homofóbica, la cual fue cambiada por un bonito “ehhhh, Tigreeeees”, que además ya tuvo un impacto positivo, pues en cada partido que esto suceda Cemex y el club rehabilitarán una escuela.

“El Club América se suma a la iniciativa propuesta por los aficionados y acepta el reto para escoger un grito diferente en los partidos de las Águilas en el Estadio Azteca.

“Sumándonos a las acciones de Tigres y de su afición, el Club América y Fundación Televisa remodelarán una escuela en cada partido en que se escoja un grito diferente para seguir construyendo un mejor país y mejorar las condiciones de los estudiantes en México”, dice el comunicado de las Águilas.

Y como no hay tiempo que perder, la idea es que este miércoles, precisamente con la visita de los Tigres al Estadio Azteca, se ponga en marcha la propuesta azulcrema.

El América invita a su afición “y a todos los mexicanos” a sumarse a la iniciativa y realmente será interesante ver qué reacción tiene la gente, pues hasta el momento, más allá de que en algunas plazas como Monterrey han cambiado el grito, en general ha habido resistencia para dejar de realizarlo.