Andy Ruiz peleará el próximo 7 de diciembre en Arabia Saudita, en el segundo capítulo contra el británico Anthony Joshua, a quien venció en junio y lo despojó de sus títulos de la Asociación mundial de Boxeo, la Federación Internacional de Boxeo y la Organización Mundial de Boxeo.

Mientras la fecha de la revancha llega, el mexicano festejó su cumpleaños número 30 con los reclusos del penal de Topo Chico, en Monterrey (donde se encuentra el exportero Omar Ortiz), donde fue parte de los invitados de honor para presenciar las finales del Torneo Penitenciario de Box.

El torneo es denominado como “Guantes por la Paz” y en esta etapa participan 74 reclusos de los diferentes centros penitenciarios del estado de Nuevo León. Ahí presenció 10 peleas de pesos welter, ligero, superligero, mediano y superpesado.

Carlos Bremmer, empresario mexicano y quien compró la mansión de Zhenli Ye Gon, fue quien invitó a Andy Ruiz y a Francisco “Chihuas” Rodríguez al penal de Topo Chico.

Mexsport

“Me gusta estar aquí porque en algunos momentos yo también estuve en malos pasos y el boxeo me ayudó mucho, pero no sólo el boxeo, también mi familia estaba atrás de mí, por eso quería hablar con los muchachos y decirles que sí se puede, que cuando salgan pueden hacer muchas cosas en su vida, pueden cambiar por sus hijos y por la familia, comentó Andy Ruiz a su salida del penal.

 

http://instagram.com/sopitasdeportes

¿Quién soy? Yo no soy más que un mendigo del buen futbol (y de F1), voy por el mundo, sombrero en mano, y en los estadios suplico: una buena jugadita por amor de Dios. Pasé por las filas de Futbol...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook