Getty Images

Golazo de Ansu Fati y jugadón de Messi en el triunfo del Barcelona

La salida del uruguayo Luis Suárez habría supuesto un golpe al ataque del Barcelona, pero Ansu Fati se ha encargado de cubrir el vacío en el ataque en el arranque del torneo de la liga española. El delantero de 17 años ya suma tres goles en sólo dos juegos, el último de ellos en el triunfo ante el Celta de Vigo 3-0.

El mexicano Néstor Araujo arrancó el partido en la banca, pero ingresó a los 32 minutos para sustituir al lesionado José Fontán y tuvo una participación activa, pues en varios pasajes del partido le tocó marcar a Messi y esa nunca ha sido una tarea sencilla.

El gol de Ansu Fati

El Barça encontró el primer tanto en una jugada virtuosa de muchos toques en los linderos del área del Celta, hasta que en un rechace de la zaga del local le cayó a Coutinho, quien filtró para Ansu Fati y el canterano es pólvora.

El delantero de 17 años controló con recepción dirigida para darse vuelta en el área y definió a primer poste de tres dedos a los 11 minutos, por lo que el juego se prestaba para pensar en un triunfo cómodo para los de Koeman.

 

Ansu ha disparo 16 ocasiones a portería desde su debut con el primer equipo del Barcelona y 11 han terminado en gol, lo que evidencia una alta efectividad de la joya blaugrana.

Sin embargo, el segundo gol no llegó y el Barça se quedó con 10 hombres en la parte final del primer tiempo por la doble amarilla del francés Clement Lenglet y quien terminó por pagar los platos rotos fue Griezmann, quien salió de la cancha para la entrada de Ronald Araujo.

Jugadón de Messi

Pese a tener un hombre menos, Barcelona no cambió el estilo y fue ofensivo en todo momento, lo que habla de una clara filosofía de juego de Koeman y así el Barça encontró el segundo gol del juego en una jugada de destreza en la que Messi rompió caderas y después encontró fortuna, ya que había soltado el balón para mandar un centro a segundo poste, pero Lucas Olaza desvió el esférico y dejó fuera de la jugada a su propio portero.

 

En tiempo de reposición, Sergi Roberto finiquitó el juego tras una serie de rebotes y el Barcelona llegó a seis puntos con un partido pendiente y es quinto en la tabla general.