Barcelona no quiere dejar mucho terreno de distancia entre el Real Madrid y el líder Atlético y despachó al Valencia 5-2 en el Camp Nou, donde ha mostrado ser una máquina de goles, a diferencia de sus partidos fuera de casa. La joya de 16 años del cuadro catalán, Ansu Fati, fue el hombre de la noche al marcar el primer tanto del juego y después apuntarse una asistencia.

Lionel Messi volvió a aparecer en las tribunas, pues aún no está en condiciones para volver a las canchas por la lesión en el soleo, pero quien sí volvió fue el uruguayo Luis Suárez, quien en su primer balón hizo el 4-1.

Getty Images

Lo que debe preocuparle Ernesto Valverde es la defensa, pues de nueva cuenta permitió gol en contra. En los cuatro juegos de la actual temporada, el Barça ha recibido al menos un gol.

Ansu Fati, quien ya había hecho un gol con el primer equipo ante el Osasuna, firmó por primera vez en el Camp Nou apenas a los dos minutos de iniciado el partido y al 7’ se apuntó la asistencia para Frenkie de Jong, quien se estrenó como goleador blaugrana.

Ambos equipos se fueron al descanso con el 2-1 en el marcador, pues Valencia se acercó al 27’ con el gol de Kevin Gameiro.

En el segundo tiempo, los catalanes finiquitaron el partido en sólo 10 minutos. Primero Antoine Griezmann sacó un disparo que Jasper Cillessen no supo controlar, de modo que el balón se le escurrió al poste y en el rebote apareció Gerard Piqué, quien sólo tuvo que empujar el esférico al fondo del arco al 51’.

Ansu Fati salió de la cancha a los 60 minutos y le dejó su lugar a Luis Suárez y el uruguayo sólo necesitó un minuto para firmar el cuarto tanto del Barça en el partido. El propio sudamericano se encargó del cerrar el juego a nueve minutos del final con el quinto tanto con un disparo potente y pegado al poste.

 

En el agregado, Maxi Gómez le dio el segundo tanto a los naranjeros, que ya ni festejaron, pero volvieron a evidenciar la fragilidad defensiva del Barcelona, que el martes enfrentará al Borussia Dortmund en la Champions League.