Mexsport

Hoy en las antipromesas: Alberto Becerra, el portero que hacía temblar al América

Guillermo Ochoa es uno de los orgullos de la cantera del América, pero las Águilas no se han caracterizado por formar porteros de alta calidad y Alberto Becerra es un claro ejemplo de ello.

En las últimas décadas, América ha preferido fichar porteros hechos, tanto para ocupar el puesto titular como el de suplente, que debutar a sus arqueros canteranos. Ochoa, Hugo González y Alberto Becerra son las últimas excepciones, aunque este último caso no es recordado de buena manera o de plano muchos ni lo conocieron.

Hoy en las antirpomesas: Alberto Becerra, el portero que hacía temblar al América

Mexsport

Becerra fue el arquero suplente del América en la época en la que Adolfo Ríos cubría los tres postes y debutó en el torneo Verano 2000, en el que recibió sus primeras críticas por cometer errores que terminaron en las redes.

Elogiado antes del debut

Del arquero nacido en la Ciudad de México en 1979 se decían buenas cosas en el equipo de las reservas por ser un arquero valiente, tal vez no era tan técnico, pero compensaba al ser arrojado, pero al final de cuentas, tras el debut en Primera División, quedó en evidencia que la técnica es muy importante en la portería.

Si la afición de Pumas se quejaba de los errores del “Pollo” Saldivar en los juegos contra América, la azulcremas pasaban lo mismo con Becerra, quien tuvo una de sus peores actuaciones en Ciudad Universitaria, donde se marcó un autogol y tuvo responsabilidad en otro gol.

 

El peor torneo de Alberto Becerra

Ese 2003 fue su peor año con el América, pues además del juego contra Pumas, recibió seis contra el Toluca de José Saturnino Cardozo. En total, en el Apertura 2003, Becerra recibió 13 goles en sólo tres juegos ¡13 goles!

El arquero canterano del América completó la cifra de los 13 goles en una derrota 3-2 ante Veracruz, que para ese año sí le pagaba a sus jugadores.

Por ello, Becerra se fue del club azulcrema en 2004 al Puebla, con el que no tuvo participación y regresó al Ame en 2005, aunque tampoco tuvo juegos, pues para ese momento Guillermo Ochoa ya presionaba fuerte no sólo como segundo portero, sino para ser titular.

Fue hasta 2006 cuando volvió a jugar, aunque lo hizo la entonces Primera A, con el Zacatepec y volvió a Coapa para jugar con Socio Águila y terminó su carrera en 2008 con Lobos BUAP, con el que no tuvo juegos.