Especial

Antonio Abadía, el atleta español que le ganó una competencia de velocidad a un caballo

Antonio Abadía, atleta español, puede presumir que le ganó una competencia a una caballo, aunque las reglas se prestan para el debate

Antonio Abadía, atleta español, puede presumir haber ganado una carrera a un caballo con un tiempo de 2:29:50 minutos en una distancia de mil metros, en una competencia poco habitual denominada “Desafío Atleta vs Caballo”, la cual se realizó en el hipódromo de Palma de Mallorca.

La competencia se presta a discusiones y debates debido a que en realidad el caballo fue más rápido, pero el reglamento estipulaba ventaja para el atleta para hacer más pareja la competencia.

Las reglas

Para la competencia se estableció que el atleta, en este caso Antonio Abadía, tenía que darle una vuelta al anillo del hipódromo, el cual tiene una distancia de mil metros, mientras que el caballo tenía de darle dos vueltas a la pista.

De esta manera, tanto el caballo como el atleta llegarían a la meta casi al mismo tiempo. Para el arranque, el atleta iniciaría en alto total, mientras que el caballo, que fue controlado por el jockey Juan Antonio Riera, pasó por el punto de salida con ritmo.

La competencia caballo vs atleta

Se podría decir que además de correr, el caballo tenía que jalar al jockey, pero también hay que tomar en cuenta que el atleta no corrió en una pista de tartán o asfalto, sino sobre la tierra del hipódromo.

Variuso du Bouffey, el nombre del caballo francés nacido en 2009, completó su primera vuelta en 1:12 minutos, mismo tiempo que registró Abadía en sus primeros 500 metros y cerró los mil metros con un tiempo 2:29:50. El caballo completó sus dos mil metros en 2:32:20 minutos.

 

Conclusiones

Abadía, llamado ‘Búfalo de Aragón’, corrió a una velocidad promedio de 24.16 kilómetros por hora, mientras que Variuso du Bouffey lo hizo a 47.37 kilómetros por hora. Si bien el caballo fue más rápido, bajo el reglamento de la competencia, el Abadía fue el ganador.

Y no es para desacreditar al español que competirá en los próximos Juegos Olímpicos, pues recorrer un kilómetro en 2:29 minutos es una locura.

 

La competencia también fue un parámetro para el contexto social en España después del pico del coronavirus, pues la competencia reunió en el hipódromo a 500 personas. Aunque el lugar tenía permitido reunir hasta a mil espectadores (de los 6 mil 500 de su capacidad total), los organizadores prefirieron reducir a 500 para reforzar las medidas sanitarias.


Comenta con tu cuenta de Facebook




Top Relacionadas
:)