La decisión más extraña que se ha tomado con el VAR hasta ahora

A muchos no les gusta, pero la tecnología tenía que llegar al futbol y este tipo de cosas tenían que pasar para lograr que se pueda adaptar bien el vidoearbitraje al balompié. Resulta que en la Supercopa Holandesa entre el Feyenoord y el Vitesse, el silbante del encuentro tomó la decisión más polémica que se haya realizado hasta ahora con ayuda del VAR.

Al minuto 54 el Vitesse tenía el balón a la ofensiva. El delantero Tim Matavz recibió la bola dentro del área y quedó solo frente al arquero, justo cuando el atacante se disponía a definir, un zaguero se le barrió por detrás y lo derribó. El silbante no sancionó el penal y la jugada continuó.

En el contragolpe el Feyenoord logró anotar tras un error del arquero rival. Los jugadores del conjunto de Rotterdam se disponían a celebrar cuando el árbitro hizo la seña de que la anotación estaba en revisión. Los futbolistas de La Legión se quedaron atónitos pues no parecía haber nada raro en el tanto.

El problema fue que una vez que cayó el gol y los asistentes de video lo revisaron, se dieron cuenta de que minutos antes no se había marcado un claro penal a favor del Vitesse por lo que retrocedieron la jugada, le anularon un gol al equipo de Giovanni van Bronckhorst y le marcaron un penal en contra.

El Vitesse convirtió el penal y empató el marcador. El encuentro finalizó igualado a uno en el tiempo regular y tuvo que definirse en penales. En la serie de disparos desde el manchón penal el Feyenoord se llevó la victoria; sin embargo el triunfo de los campeones de la Eredivisie pasó a segundo término pues la nota se la llevó el VAR.

Y es que el hecho de que un gol fuera anulado para marcar un penal que había ocurrido dos minutos antes de la anotación reavivó el debate sobre la tecnología en el futbol. La verdad es que la situación fue muy extraña pero al final se marcó lo correcto y se sancionó el penal. Aún así, este tipo de cosas se podrían evitar si las cosas se hicieran de manera diferente.

Es decir, si al momento que se comete una posible falta en el área el árbitro sancionara el penal asumiendo que sí hubo falta y de inmediato revisa la jugada con el VAR para determinar si sí fue o no falta, lo que ocurrió en la Supercopa Holandesa no hubiera pasado. En fin, ya sólo nos queda esperar que este tipo de detalles se vayan corrigiendo para que el futbol y la tecnología puedan convivir en paz.

Pleca Instagram Deportes