Arsenal ha cumplido poco más de un año sin Arsene Wenger, quien manejó los hilos de los Gunners desde el banquillo a lo largo de 22 años. El francés marcó una época no sólo en la historia del equipo de Londres, sin embargo, sino en la Premier League y su legado marcó a varias generaciones de aficionados de los Gunners, incluso en China.

Wenger inspiró a un grupo de aficionados que llevaron a cabo la construcción de una escuela primaria en una de las zonas rurales de China y al enterarse de la salida del francés, decidieron bautizarla con el nombre del galo.

La idea surgió en abril de 2018, cuando Wenger anunció su salida del Arsenal al final de esa temporada y queríamos rendirle homenaje a través de la caridad”, explicó Wu Chen, uno de los líderes del proyecto.

 

La escuela terminó de construirse el 25 de mayo del año presente. Está pintada de color rojo y cuenta con vivos blancos, la combinación del escudo del equipo de la Premier League. Además cuenta con las iniciales del timonel (AW) en la parte alta del edificio.

Los seguidores Gunners en China le hicieron llegar al francés imágenes de la primaria y éste respondió con un video en el que agradeció el gesto. “Es un gran honor para mí dar mi nombre a su escuela para la organización benéfica de Guangxi. Y me gustaría desearles toda la mejor y buena suerte, y desarrollar con todos los niños de la organización benéfica un gran valor y amor a nuestro club de futbol”, indicó francés.

Esta no es la primera escuela primaria que se construye en China con fondos aportados por fanáticos del Arsenal. El 18 de octubre de 2013 se edificó la primera escuela rural con 15 mil 247 dólares. La escuela que se ha inaugurado este año se logró con 42 mil 364 y dólares y tendrá capacidad para 75 alumnos.