De una vez que vayan pensando los porteros suplentes del Porto en el retiro porque Agustín Marchesín trae un nivel de miedo. El exportero del América debutó con el equipo portugués en el torneo de liga y dejó una muy buena impresión en el arco, pese a la derrota por 2-1 frente al Gil Vicente.

El arquero dejó perplejos a propios y extraños con una atajada doble en el primer tiempo, la cual no dejará dudas al técnico Sergio Conceiçao sobre el fichaje que la directiva realizó para cubrir el hueco que dejó Iker Casillas.

Marche arrancó como titular, tal y como lo hizo frente al Krasnodar en la fase previa de la Champions League y parece que nadie lo va a mover en la temporada, aunque el Porto sí tendrá que ajustar piezas para no ser tan vulnerable en la parte baja.

A los 28 minutos de ejecutó un tiro libre desde el costado derecho y Sandro Lima alcanzó a conectar con una cabeza y a pesar del mundo de gente que le tapaba la visión, Marche reaccionó con un manotazo derecho, pero dejó del rebote justo en el centro del área chica, donde Rodrigao sacó el punterazo y aunque en la narración se estaba cantando el gol, Marchesín sacó la bola con otro manotazo, pese a que se encontraba en el césped.

 

Sin embargo, esta acción sólo fue el reflejo del dominio y la presión que ejercía el Gil Vicente, que encontró justicia en el marcador pasando la hora de juego en una descolgada de Lourency.

Porto encontró suerte y empató el juego al 73’ con el tanto de Alex Telles desde el manchón penal, pero al 77’ Bozhidar Kraev recuperó la ventaja para los locales. El mexicano Jesús “Tecatito” Corona fue titular, pero salió de cambio a los 58 minutos.

https://www.youtube.com/watch?v=l_0FeANddb8