Getty Images

Señalan el partido entre Atalanta y Valencia como la “bomba biológica” de coronavirus en Italia y España

Italia y España son los focos mundiales del coronavirus. Ambos países no sólo tienen eso en común, también comparten equipos de futbol en los Octavos de Final de la Champions League, entre ellos Atalanta y Valencia, clubes que han reportado y confirmado casos positivos entre sus jugadores y staff. ¿Será una simple coincidencia?

Fabiano di Marco, jefe de neumología del Hospital de Bérgamo, Italia, tiene como hipótesis que aquel partido disputado en San Siro, Milán, es la “bomba biológica” que tiene a los dos países en jaque, según Marca.

Atalanta suele jugar sus partidos como local en el modesto estadio Atleti Azzurri, el cual no cumple con la capacidad que exige la UEFA para celebrar partidos de Champions, por lo que ha disputado sus encuentros en San Siro, casa del Milán e Inter, en la región de Lombardía, actualmente otro foco rojo en el país de la bota.

Getty Images

Bérgamo cuenta con una población de 120 mil personas, de acuerdo con BBC, y 40 mil (casi el 30 por ciento de la población) se trasladaron a Milán para ver el partido contra Valencia. Al final del partido, periodistas españoles comenzaron con la sintomatología del COVD-19 y a la postre fueron confirmados como portadores del coronavirus.

Valencia después confirmó que jugadores como Ezequiel Garay, José Luis Gayá y Eliaquim Mangala formaban parte del 35 por ciento de infectados en el equipo y Atalanta entró en cuarentena en cuanto se confirmaron los casos de Duván Zapata y Luis Muriel. No hay cifras de cuántos aficionados pudieron contagiarse en San Siro, a donde se trasladaron dos mil 500 seguidores del Valencia y después regresaron a España.

El día de hoy, Bérgamo es la ciudad más afectada en Italia por el coronavirus y los investigadores siguen sin conocer cómo es que éste se propagó tan rápido.

Los hospitales en dicha ciudad están al tope, con tres mil 400 contagiados, entre ellos al menos 50 médicos y la ciudad no se da abasto para enterrar a sus fallecidos. En redes sociales han circulado imágenes de cómo los restosde casi 300 personas son trasladados en una interminable fila de camiones del ejército hacia los cementerios.

 

“Tuve que cerrar el cementerio de la ciudad, para proteger a las personas mayores que iban a visitar a sus seres queridos que murieron en estas últimas semanas. Por otro lado, tuve que abrir la morgue del cementerio y la iglesia para alojar la gran cantidad de cadáveres que se fueron acumulando”, declaró el alcalde de Bérgamo, Giorgio Gori.

Ante esta situación, la escudería de Fórmula 1, Ferrari, estaría dispuesta a poner su tecnología al servicio de respiradores artificiales. Al día, siete pacientes requieren respiradores y la empresa que los fabrica actualmente sólo produce como máximo 150. Con la ayuda de Ferrari, se espera una producción de hasta dos mil 500.