Esta noche en la ida de los cuartos de final, el sorprendente Atlas del Profe Cruz derrotó 1-0 al Guadalajara de Matías de Almeyda y además evitó recibir gol de los rojiblancos.

A las Chivas literalmente ‘se les fue la luz’ tras los primeros minutos del encuentro. Algunos faros del estadio se apagaron y el partido se detuvo por un par de minutos; posteriormente Jair Pereira

se lesionó y entre lágrimas abandonó la cancha.

Pereira le dejó su lugar a Michael Pérez y minutos después éste le costó un gol en contra al Rebaño. El Tortas intentó rechazar un balón dentro del área pero contacto primero la pierna de Daniel Álvarez. El árbitro sancionó el penal y Matías Alustiza lo hizo efectivo y adelantó a los Zorros.


Posteriormente Alan Pulido había empatado, pero su gol fue anulado por fuera de lugar. La decisión arbitral causó polémica ya que un jugador del Atlas había rosado la bola antes de que esta llegara a Pulido por lo que Chivas decía que eso habilitaba a Pulido; sin embargo el árbitro hizo caso omiso a las protestas rojiblancas.

En el segundo tiempo ambos equipos tuvieron llegadas pero los dos arqueros salieron en una buena noche. Al pasar de los minutos el Guadalajara se fue con todo al ataque en busca del empate, pero no lo consiguió. Ahora el Atlas lleva mano para el juego del domingo pues además del triunfo no permitió que el Rebaño anotara como visitante.

Pleca Instagram Sopitas Deportes