La Comisión Disciplinaria de la Liga MX anunció las sanciones por los hechos de violencia en el Alfonso Lastras entre las aficiones de San Luis y Querétaro. El conjunto potosino sacó la peor parte, pues su estadio fue vetado dos partidos, ante América y Necaxa.

Además, ambos equipos fueron castigados con una multa superior a los 500 mil pesos y la prohibición de dejar entrar a sus barras o grupos de animación para los partidos que restan en el año futbolístico (o sea, hasta el próximo torneo).

Getty Images

Durante estos días se nutrió el rumor de que el Atlético de San Luis buscaría una sede alterna para disputar el partidos contra América, y que la opción sería el Estadio Victoria, de Aguascalientes, o en el Nou Camp de León, sin embargo, el presidente de equipo potosino, Alberto Marrero, indicó que no se moverán de casa, por lo que jugarán ante América y Necaxa sin afición en el Alfonso Lastras.

“Lo vamos a jugar en nuestro estadio, en el Alfonso Lastras, a puerta cerrada. Se iba a analizar (jugar en otro escenario), pero no. Nuestra idea era jugar a puerta cerrada en nuestro estadio”, dijo a AS.

El directivo indicó que la sanción es justa, pues se dijo consciente de la gravedad de los hechos y que éstos no pueden repetirse de nueva cuenta. Es una sanción dura por lo que se nos viene, pero justa. Sabemos que lo sucedido el domingo no se puede repetir”, indicó.

Poco después, el club potosino lo hizo oficial  mediante un comunicado, en el que además adelantó que devolverá el dinero de las entradas ya vendidas para el encuentro contra América.

 

De acuerdo con otro comunicado publicado por el club potosino, la batalla en las tribunas dejaron 11 personas lesionadas, además de una menor de 14 años lesionada por un proyectil, aunque la vida de ninguno de los lesionados corren peligro. Asimismo se reportaron “seis vehículos del equipo visitante dañados, diez unidades policiacas afectadas, así como algunos casos de daños en autos particulares”.