Barcelona se complica solito, pero remonta al Betis con tres goles

Barcelona superó la presión a la que se sometió solito frente al Real Betis, al que tuvo que remontar 3-2 para mantenerse bajo las huellas del líder Real Madrid, ante el cual permanece a tres puntos de distancia. Ambos equipos se quedaron con 10 hombres por las expulsiones de Fekir y Lenglet. 

Guido Rodríguez, exjugador del América, dio un partidazo y se convirtió en una incómoda sombra de Messi, a quien siguió a todas partes, de modo que el 10 del Barcelona no pudo pesar como se esperaba. En cuanto a los mexicanos, Andrés Guardado se recuperando de una lesión, por lo que no fue convocado, mientras que Diego Lainez simplemente no entró en los planes para este juego.

El Barcelona jugó bajo presión desde los primeros instantes del partido, pues el Betis se adelantó en los primeros minutos por una mano de Lenglet dentro del área y que Sergio Canales se encargó de convertir el 1-0.

Barcelona reaccionó pronto con un magistral pase de Lionel Messi a Frankie de Jong, quien quedó de frente al arco después de bajar el balón con el pecho y con ello se apagó el fuego en el Barcelona.

 

Sin embargo, las cosas se le volvieron a complicar al 26’, tras una jugada que nació en el medio campo, después de que Arturo Vidal perdiera un balón con un mal control y Nabil Fekir castigó con el 2-1.

A partir de ahí se vio al Barcelona sumamente presionado, revolucionado y por momento impreciso, sobre todo a la hora de terminar las jugadas, hasta que en los últimos minutos del primer tiempo encontró el gol del empate, obra de Sergio Busquets, quien aprovechó unos rebotes en el área.

 

Para el segundo tiempo, el Barça impuso más su juego, tocó la puerta en repetidas ocasiones, aunque al no encontrar gol se presionó conforme pasó el tiempo, pero al 71’ regresó la calma con un cabezazo de Lenglet, quien contó con la fortuna de un resbalón del portero.

 

Los catalanes llegaron a 49 unidades y están a tres del Real Madrid, que es líder con 52 unidades.