Uno de los mejores jugadores argentinos que pudimos ver en la década de los 90’s acaba de revelar un hecho muy interesante (y divertido). Según las palabras de Gabriel Omar Batistuta Zilli, mejor conocido como ‘Batigol‘, en su mejor etapa pudo haber ido al Real Madrid, al Milan o Manchester United, pero decidió no hacerlo ya que iba a meter muchos goles y se iba a aburrir. ¿Cómo lo ven?

batistuta-nunca-fui-real-madrid-mulan-meteria-muchos-goles-me-iba-aburrir

Batistuta fue un hombre clave con la Fiorentina donde se convirtió en todo un ídolo. Era muy bueno, tenía gran manejo del balón y como ahora lo revela al medio ‘America Business Forum’, las oportunidades de salir a un equipo de mayor jerarquía no le faltaron, por lo que quizá quiso ser algo sarcástico aunque de igual modo entendía la responsabilidad que iba a tener en sus hombros.

“En la Fiorentina era una figura buscada por el Real Madrid, el Manchester o el Milan, pero siempre opté por la tranquilidad de Florencia (…) Si me hubiera ido al Real Madrid iba a ganar seguro. Iba a hacer más de 200 goles, pero me iba a aburrir. Lo mismo me iba a pasar en el Milan”, comentó el argentino para ‘America Business Forum’.

batistuta-nunca-fui-real-madrid-mulan-meteria-muchos-goles-me-iba-aburrir

Batistuta reveló que la presión de ser el referente absoluto de cualquier equipo no es algo que le guste, al contrario, lo quiso eliminar de su vida ya que siempre iba a ser señalado si le iba bien al conjunto o no, por lo que se mantuvo en un sitio cómodo para seguir su carrera.

Nunca me gustó ser el líder del plantel, porque cuando te conviertes en el líder pasas a ser el máximo responsable de las victorias y las derrotas. Siempre se trató al futbolista como a un producto”, mencionó Batistuta.

batistuta-nunca-fui-real-madrid-mulan-meteria-muchos-goles-me-iba-aburrir

Para finalizar, Batistuta confesó que pese a no haber ganado ningún trofeo o algún torneo de suma relevancia, se siente todo un ganador, pues entregó todo en cada encuentro y aunque muchos lo criticaron por ello, eso a él no le importa.

“Por eso me siento un ganador, aunque no haya conseguido ningún trofeo. Soy un ganador porque dejé todo y conseguí que la Fiorentina pelee contra los poderosos“, sentenció.