Uno pensaría que al interior de una Selección Nacional todo es amistad y compañerismo, hasta que en la pasada Fecha FIFA, Marc-André Ter Stegen decidió alzar la voz y reclamar su oportunidad para convertirse en el arquero titular de la Selección de Alemania, desbancando al consagrado Manuel Neuer del Bayern Múnich.

Y es que aceptémoslos, Manuel Neuer es capitán, figura y líder de una generación teutona que logró consagrarse campeona en el Mundial de Brasil 2014, pero que tras su desafortunada lesión en el 2017, no ha vuelto a ser el mismo. Además, sus 33 años y los malos resultados cosechados por la Selección de Alemania desde el mundial de Rusia, se han sumado para que medios y especialistas pidan una renovación total en los liderazgos al interior de la Selección, una renovación que comenzó con la abrupta salida de jugadores como Mesut Özil, y posteriormente las no convocatorias de Hummels, Müller o Boateng.

Sin embargo, Neuer sigue siendo titular, abriendo un debate que hoy parece llegar a un nuevo nivel, cuando Sport Bild retoma las palabras de Uli Hoeness, máximo dirigente del Bayern Múnich quién declaró que no aceptarán un cambio en el marco de Alemania, “y antes de que eso ocurra dejaremos de ceder jugadores a la Selección“.

La amenaza, aunque parece fuerte, también es un tanto inútil, pues la FIFA obliga a todos los equipos a ceder a sus jugadores con sus respectivas Selecciones, aunque sin lugar a dudas, las palabras de Hoeness parecen abrir un nuevo campo de batalla para el técnico Joachim Löw.

Y es que, además de Neuer, otros jugadores del Bayern como Niklas Süle, Kimmich, Goretzka o Serge Gnabry son regulares en las convocatorias de Alemania.

Ter Stegen fue uno de los tres finalistas nominados al premio The Best a mejor portero de la FIFA, al lado de Ederson del Manchester City y el eventual ganador, Alisson Becker del Liverpool.