Mexsport

Arangio cuenta el día en que salvó a Bebeto de un asalto en Neza, en la Avenida Zaragoza

Bebeto llegó al futbol mexicano como la bomba del torneo Invierno 1999 para reforzar a Toros Neza, con el que había formado un contrato por dos años, sin embargo, sólo jugó por un semestre, en el cual disputó ocho partidos, marcó dos goles y armó las maletas para volver a Brasil.

El delantero brasileño no la pasó nada bien en México, pues tuvo problemas con el presidente del club Juan Antonio Hernández, quien lo separó del plantel con el argumento lesiones, bajo rendimiento e indisciplinas, pero además sufrió un par de sustos: un temblor y un intento de asalto.

Germán Arangio, compañero de Bebeto en Neza, compartió que el jugador brasileño salió corriendo del entrenamiento, preocupado por su pareja, tras un sismo de 7.1 grados y un mes después, cuando el susto del temblor había pasado, un hombre quiso asaltarlo en la avenida Zaragoza, cerca del Estadio Neza 86.

Mexsport

Para su fortuna, Arangio estaba cerca y salvó al delantero brasileño. “Antes de entrar al estadio hay como una ‘S’, y hay un semáforo. Bebeto se paró ahí, en ese momento tenía un Audi A8, iba en ese coche en el año 99; yo iba dos autos atrás. Veo que se le acerca una persona con un palo para robarlo; obviamente, para romper el vidrio y robarlo”.

“Vi a Bebeto que estaba tirado en el asiento del conductor, esperando a que le rompieran el vidrio. Entonces, le empecé a gritar al que quería asaltarlo ‘¡Es Bebeto, es Bebeto!’. Se vio que el señor que lo quería robar, entendió, y se fue”, narró Arangio a ESPN.

Mexsport

El Campeón del Mundo en Estados Unidos 1994 y subcampeón en Francia 1998 aceptó que se fue asustado de México, y arrepentido por el trato de la directiva y continuó su carrera en Brasil con el Botafogo y después cruzó el Pacífico para jugar dos años en Japón con el Kashima Antlers y ponerle fin a su carrera en Araba con el Al-Ittihad en 2002. 

“Bebeto siempre decía que yo lo había salvado del atraco en Neza; la verdad que era muy buen tipo”, indicó el argentino, quien después del descenso de Neza jugó para Zacatepec en 2003 y no volvió a México hasta 2009 para retirarse con Albinegros de Orizaba.