Karim Benzema rescató al Real Madrid en los últimos segundos después de sufrir frente al Huesca en el Santiago Bernabéu, donde tenía prácticamente en la bolsa el empate 2-2, sin embargo, una genialidad del francés rescató el orgullo merengue en el final de la jornada 29 de la liga espñola.

Zinedine Zidane, quien regresó al banquillo merengue ocho meses después, consiguió su segundo triunfo consecutivo, sin embargo a falta de nueve jornadas la distancia con el líder Barcelona se mantiene en 12 unidades. Para este partido, Zidane dio descanso tanto a Keylor Navas como a Thiabaut Courtois, de modo que el titular fue su hijo, Luca Zidane.

 

El Huesca hizo que el Madrid sudara sangre en el Bernabéu, donde se adelantó desde los tres minutos con el gol de Juan Camilo Hernández. Isco se hizo presente al 25’ para empatar el juego y Dani Ceballos le dio la vuelta al 62’.

Hasta aquí todo iba bien, pero el Huesca igualó el encuentro al 74’ con el tanto del Xabi Etxeita que provocó la molestia de la afición merengue que comenzó a silbar a los blancos, pues Huesca se jugó todas sus cartas y por un momento tuvo en jaque a los merengues.

¿Por qué Huesca no se conformó con el empate?

Huesca es último de la tabla general con 22 unidades y si en este momento terminara el torneo, estaría descendido. Después de finalizar la jornada 29, los azulgranas están a siete unidades de la salvación; el triunfo los habría puesto a cuatro puntos.

Sin embargo, esa necesidad de ganar le abrió la puerta al Madrid, que aprovechó para recuperar la ventaja a los 88 minutos con un golazo de Beznema, quien puso el balón en el ángulo tras un disparo  dentro del área.

 

Después de los bochornosos descalabros frente al Barcelona a inicios del mes, los merengues suman tres victorias consecutivas, sin embargo, aún permanecen en el tercer sitio en la siguiente fecha visitará al Valencia.

https://instagram.com/sopitasdeportes