La Liga

El motivo por el cual la línea central lució tan chueca en la cancha del Betis

No es que tu pantalla se esté derritiendo o que estés borracho o crudo (bueno, de eso no estamos tan seguros), la línea del mediocampo de la cancha del Real Betis, equipo en el que milita el mexicano Andrés Guardado, realmente está chueca.

Los miles de aficionados que se dieron cita para ver el partido entre el Betis y Eibar correspondiente a la jornada 17 de la liga española y se encontraron con la sorpresa de que la línea del medio campo estaba chueca.

Sin embargo, no es que los responsables de la cancha hayan pintado mal la línea, sino que fue parte de una campaña para hacer consciencia sobre el uso del automovil bajo los efectos del alcohol, por lo cual se ocultó la línea verdadera y se colocaron varias cintas que simularon la línea chueca.

Esta no fue la única sorpresa para los seguidores del Betis, pues a cada uno se les repartió un gorro navideño de color verde, el mismo que le da identidad al equipo andaluz y la segunda sorpresa fue el empate 1-1 de su equipo.

Béticos, de gran corazón

Durante el medio tiempo, los aficionados ofrecieron un espectáculo al lanzar a la cancha cientos y cientos de peluches, mismos que serán repartidos a niños de escasos recursos durante las fiestas decembrinas.

 

Esta iniciativa ya se ha visto en México desde hace varios años con el Santos Laguna y en el último año con Tigres. En Holanda también se vio un espectáculo similar cuando seguidores del Excelsior arrojaron peluches a niños de un hospital que fueron invitados al estadio del Feyenoord.

Comenta con tu cuenta de Facebook