Foto: Getty Images

Tiembla Garrett: Bills aplastan a los Cowboys en Dallas en pleno Thanksgiving

La permanencia de Jason Garrett en los Cowboys parece tener fecha de caducidad, luego de que Dallas cayeron 26-15 con los Bills en el juego de Thanksgiving.

Los Cowboys comenzaron bien el partido, anotando en su primera serie ofensiva y borrando una defensa de Buffalo que parecía que sufriría de más en el encuentro. Dak Prescott encontró a Jason Witten, quien se metió a las diagonales, completando un pase de 8 yardas.

El partido se convirtió en una serie de despejes que por lo menos mantenían a Dallas con ventaja en el partido pero fue en el segundo cuarto cuando Buffalo encontró el empate.

Dicen que para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo lao y así lo hizo valer Cole Beasley. El ex de los Cowboys completó una recepción de 25 yardas para empatar el encuentro.

En la siguiente serie ofensiva, Dak Prescott cometería el primero de muchos errores que tuvo en el encuentro. Ante la presión, lanzó rápido buscando a Tony Pollard pero entregó el balón a Lotulelei, quien fue tocado en la yarda 29 de los Cowboys.

El intercambio de balón no le costó nada a los Cowboys, pues Hauschka falló un gol de campo de 50 yardas. No obstante, Oliver provocó un fumble de Prescott que ahora sí iban a aprovechar los Bills con una jugada sorpresa de Jonathan Brown, lanzando para Singletary de 28 yardas y aunque fallaron el punto extra, los de Buffalo ya se habían puesto en ventaja.

Ya no hubo respuesta de los Cowboys y al final del segundo cuarto, Brett Maher falló un gol de campo que los hubiera puesto a tan sólo tres puntos de empatar.

Hauschka sí pudo convertir de 41 yardas y cuando Maher pudo responder, otra vez terminó fallando. En esta ocasión erró de 47 yardas, mandando su patada hacia el lado derecho.

Ya lo perdían por nueve puntos y por si fuera poco, Josh Allen se escapó 15 yardas hasta las diagonales para poner otros siete de ventaja para los Bills.

Hauschka puso el último clavo al ataúd de los Cowboys, anotando un gol de campo de 26 yardas y la defensa después provocando otro fumble.

En el último cuarto, los Cowboys pusieron el marcador más decoroso con un pase de Prescott a Bryant de 15 yardas, en el que lograron la conversión de dos puntos pero ya sin tiempos fuera, intentaron una patada corta que terminaron recuperando los Bills.

La derrota deja a los Cowboys con marca de 6-6, aún en el liderato de la División Este pero a espera de lo que hagan las Philadelphia Eagles, que a falta de disputar su partido, tienen marca de 5-6.