Mexsport

Billy Álvarez y Víctor Garcés irían al Penal de Almoloya; Alfredo Álvarez evitaría prisión tras cooperar con la fiscalía

La orden de aprehensión en contra del presidente de Cruz Azul, Guillermo Álvarez Cuevas, será el tema principal de la semana en el futbol mexicano, pero no sería el único directivo de La Máquina a quien las autoridades mexicanas buscan.

En la orden de aprehensión también incluye a Víctor Garcés, quien se ha identificado en repetidas ocasiones como vicepresidente del club y quien es cuñado de Billy. Las otras tres personas sobre quienes también recae la orden de aprehensión son Miguel Eduardo Borell, Mario Sánchez Álvarez y Ángel Martín Junquera Sepúlveda.

Borell y Sánchez Álvarez forman parte de la directiva de Cruz Azul, de acuerdo con AS, mientras que Sepúlveda funge como asesor jurídico externo de la cooperativa y en conjunto se habrían encargado de a estructura para ocultar el destino de los recursos de la Cooperativa.

Investigan a Billy Álvarez por enriquecimiento ilícito

Foto: Mexsport

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló en mayo pasado las cuentas de Billy Álvarez tras identificar operaciones irregulares de hasta 422 millones de dólares, tras lo cual se involucró en el caso el Departamento del Tesoro.

¿Qué pasa con Alfredo Álvarez?

El hermano de Billy Álvarez también había sido involucrado en la investigación, pero no forma parte de la orden de aprehensión, ya que habría sido una pieza clave en las investigación al fungir como testigo.

Alfredo Álvarez Cuevas habría cooperado con información relevante para descifrar la estructura, por lo cual se le habría concedido el “citerior de oportunidad”, con lo cual evitaría la prisión.

Alfredo Álvarez acusa a Santos por inventar casos de coronavirus: "No sé quién se los crea"

Mexsport

Almoloya los espera

De acuerdo con Ciro Gómez Leyva, tanto Guillermo Álvarez Cuevas, Víctor Garcés y las otras tres personas sobre quienes se dirige la orden de aprehensión, serían trasladados al Centro Federal de Readaptación Social número 1, conocido como El Altiplano o Almoloya, en el Estado de México, de donde se fugó ‘El Chapo’ Guzmán.

El lugar ha sido reforzado después de la huida de Guzmán, y ahí podrían pagar una condena de siete hasta 22 años.