Black Mamba: El origen del conocido apodo de Kobe Bryant que fue inspirado por Quentin Tarantino

Kobe Bryant ha fallecido a la edad de 41 años y sin duda, la noticia es una de las más impactantes que nos ha dejado lo que va de 2020. El exjugador de los Lakers y ganador del Oscar a Mejor Corto Animado en 2018, ha dejado una huella muy marcada y profunda en el mundo del basquetbol; una trayectoria que indudablemente ha provocado varias reacciones en el mundo del deporte y el espectáculo. 

Quizá muchos de ustedes se han dado cuenta –ya sea desde antes o ahora con la noticia del fallecimiento de Bryant– que muchos se refieren al basquetbolista estadounidense como ‘Black Mamba’, un apodo que aunque el jugador adoptó como una actitud para sentirse invencible ante la vida, y que surgió en uno de los momentos más polémicos y oscuros en la historia del exjugador estadounidense. 

Como bien sabrán, en 2004 Kobe Bryant fue acusado de abuso sexual por la empleada de un hotel al que asistió. De acuerdo con el testimonio de la mujer, el basquetbolista le pidió a la chica –de entonces 19 años– que le mostrara el complejo, y así fue como aprovechó para abusar sexualmente de ella. Aunque el testimonio inicial de Kobe Bryant fue que todo fue consensuado, al final aceptó su culpabilidad y ofreció una disculpa pública. 

Foto: J. Emilio Flores/Getty Images

A pesar de que el caso de abuso sexual no llegó a un juicio –Bryant y la mujer se arreglaron afuera de la corte–, el escándalo le trajo varias consecuencias al deportista: desde la pérdida de varios patrocinios con marcas importantes como Nike, hasta el rechazo de su esposa, quien lo perdonó después de que Kobe le regalara un diamante de cuatro millones de dólares.

La salud mental de Kobe Bryant también se deterioró considerablemente durante ese época, una en donde apenas y podía conciliar el sueño. Una noche en la que no podía dormir, el basquetbolista se dispuso a ver la película Kill Bill: Vol 2, del director Quentin Tarantino, y fue ahí en donde nació el apodo ‘Black Mamba’, gracias a una escena de la cinta que lo marcó profundamente.

Foto: Especial

De acuerdo con un texto de Kent Babb, para el Washington Post –y en donde se narra la carrera de Bryant en todos los aspectos posibles–, el jugador estaba viendo la película de Tarantino y se impresionó con la aparición de la serpiente Black Mamba, un animal agresivo, mortal  y ágil que en la cinta también es un nombre clave que se utiliza para los asesinos.

“Leí sobre el animal y dije ‘Wow, esto es bastante impresionante'”, mencionó el basquetbolista en el texto. “Esta es una descripción perfecta de cómo me gustaría que fuera mi juego”, agregó. En otras palabras, su juego ahora sería rápido, con buen tino y hasta venenoso con sus tiros.

En otras palabras, la cinta de Tarantino hizo que Kobe adaptara dos identidades: por un lado, estaba la del mismo Kobe Bryant, el ser vulnerable y con culpa que la prensa conocía y asediaba. Por el otro, Black Mamba, una entidad que mostraba la otra cara de la moneda: esa en donde Bryant estaba consciente de su capacidad de ser intocable e invencible en el mundo del baloncesto y la vida en general, la cual sin pensarlo lo ayudó a atravesar esa etapa oscura en su carrera.

Foto: Ethan Miller/Getty Images