Bravos de Juárez sufrió su primer inconveniente como equipo de Primera División, previo al su partido de debut contra Atlas, debido a que el avión que los trasladaría a Guadalajara presentó una falla mecánica.

Los jugadores del equipo de Juárez tenían previsto despegar cerca de las 13:00 horas y arribar a Guadalajara antes de las 16:00 horas y así tener tiempo suficiente para descansar previo al juego del viernes en el Estadio Jalisco.

Por ello, los jugadores y cuerpo técnico arribaron al aeropuerto cerca de las 12:30 horas, sin embargo, se detectó la falla en la aeronave por lo que el vuelo se retrasó y tiempo después fue cancelado definitivamente.

El conjunto fronterizo despegará de Chihuahua, según Pedro Antonio Flores (alias el “Hágala”) cerca de las 21:00 horas, ocho horas después de lo planeado y arribará a su destino cerca de la medianoche para cenar ligero y dormir.

En el reglamento de la Liga MX se indica que los equipos deberán estar ocho horas antes del partido en la ciudad sede del partido, por lo que si no hay otro motivo extraordinario, Juárez no violará esta norma.

El nuevo inquilino de la Primera División tiene planeado llegar al Estadio Jalisco el viernes una hora antes del juego, el cual está programado para las 21:00 horas.

Juárez llegó al máximo circuito después de que comprara el certificado a Lobos BUAP, aspecto que ha generado una disputa con la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, pues sus directivos aseguran que la franquicia se vendió sin su consentimiento.