El “Pacto de Caballeros”que reinó en el futbol mexicano durante años, llegó formalmente a su fin, después de que el pleno de la Cámara de Diputados aprobara una reforma  a la Ley Federal del Trabajo, la cual pone fin a esta práctica.

Tanto la Federación Mexicana de Futbol como la Liga MX aseguraban que esta práctica había dejado de realizarse, aunque ahora ya hay una reforma que hace esto formal; la iniciativa todavía debe ser turnada al Senado para su análisis.

La reforma fue aprobada por unanimidad (sin votos en contra ni abstenciones), con un total de 333 votos a favor. El “Pacto de Caballeros” fue considerado una práctica que violentaba los derechos laborales de los atletas en beneficio de los directivos.

“Se modificaron los artículos 4, 133 y 301 de la citada ley, a fin de establecer que ‘nadie podrá acordar o pactar la privación del trabajo decente de ninguna persona’, en el caso particular de los deportistas profesionales”, indica el comunicado.

¡Qué bien! ¿Pero qué es el Pacto de Caballeros?

Se trata de un acuerdo verbal entre directivos de la Liga MX que condicionaba el traspaso de jugadores en el mercado de fichajes.

La FIFA establece que un jugador puede contratarse con el club que quiera una vez terminado el contrato, y puede comenzar a negociar seis meses antes de que éste termine como agente libre, tal y como lo hizo Héctor Herrera al dejar al Porto y fichar con el Atlético de Madrid.

Sin embargo, en la Liga MX esta regla no existía. Pese a que el contrato estaba por finalizar o había finalizado, el jugador era negociado por la directiva.

En el comunicado, la Cámara de Diputados define al Pacto de Caballeros como “un acuerdo informal entre jugador y el club en donde el deportista no puede negociar con nadie más si la institución no está de acuerdo, aunque el contrato actual esté por concluir, pues la parte patronal debe de salir beneficiada de alguna manera”.

 

Un ejemplo

Un caso sonado recientemente fue el de Emanuel Villa, quien fue negociado de Cruz Azul a Pumas, pese a que el argentino consideraba que tenía mejores propuestas.

“Tito” Villa aseguró que fue amenazado por el presidente de La Máquina, Guillermo Álvarez, para fichar con Pumas o de lo contrario no volvería a jugar en México.

Mexsport

Si un jugador se saltaba el “Pacto de Caballeros”, se iba al extranjero y  tiempo después regresaba a México, debía ser negociado por su anterior equipo mexicano, como si aún tuviera contrato, antes de llegar a un nuevo club.