Hace un año, la cancha del Estadio Azteca cambió el pasto natural para darle paso a la implementación del pasto híbrido, que es una combinación entre pasto artificial y natural, sin embargo, el terreno de juego quedó en deplorables condiciones, de modo que la NFL canceló su visita a la Ciudad de México.

Desde entonces cualquier cambio que le hagan al pasto ponen de nervios a los seguidores de la NFL en México. El pasto híbrido ya fue retirado y se colocó de nueva cuenta pasto natural y aunque la cancha luce en buenas condiciones, aún no es el tapete verde al que estábamos acostumbrados a ver.

Y ahora viene un nuevo cambio a sólo dos meses del juego entre Kansas City Chieffs vs Los Angeles Chargers el 18 de noviembre. A través de la cuenta de Twitter, los responsables del inmueble de Santa Úrsula han dado a conocer que viene un nuevo tratamiento a la cancha, con tecnología holandesa.

Sobre el terreno de juego se colocarán lámparas que simulan la luz natural y provoca que se acelere el crecimiento del pasto y entre más pueda crecer, el tratamiento será mejor, además de que la apariencia de la cancha sería más estética y resistente.

Durante el año pasado, la cancha del Azteca fue sometida a un constante ajetreo, ya que además de celebrar los partidos de local de América y Cruz Azul, el Azteca fue sede de conciertos, por lo que quedó tuvo poco tiempo para recuperase.

Getty Images

http://instagram.com/sopitasdeportes