Saúl “Canelo” Álvarez y el británico Rocky Fielding ofrecieron una conferencia previa a la pelea del sábado y el mexicano fue cuestionado sobre la supuesta pelea del 2019 en el Estadio Azteca, de la cual ya habría pláticas.

Álvarez no escondió su deseo por pelear en el coloso de Santa Úrsula el próximo año, aunque aseguró que por el momento desconoce cómo se encuentre el tema de las negociaciones.

“No sé realmente cómo esté el tema, lo he escuchado, realmente no sé cómo estén las cosas, pero como lo dije, para mí siempre es un orgullo pelear en México, me enorgullece pelear en mi país, en cualquier lugar que sea, sea el Estadio Azteca, sea cualquier otro lugar, para mí pelear en México es un honor, un orgullo, me enorgullece muchísimo”, declaró el tapatío.

Oscar de la Hoya, promotor del “Canelo”, explicó después a ESPN que el “romance” entre Álvarez y el Azteca es una realidad, “es música para mis oídos” y que las negociaciones serán aterrizadas a inicios del siguiente año.

De la Hoya explicó que sostendrá pláticas con representantes del gobierno mexicano y con Emilio Azcárraga, presidente del Consejo de Administración de Televisa, que es dueña del Estadio Azteca para llevar a cabo la pelea.

Eric Gomez, quien es el presidente de Golden Boy Promotions, había adelantado que la pelea se pensaba para realizarse en el mes de septiembre, pese a que es una época de lluvias y estaría a un mes de distancia respecto al juego de temporada regular de la NFL.

Para el viernes, “Canelo” y Rocky se volverán a ver las caras en la ceremonia de pesaje previo al combate en el Madison Square Garden de Nueva York, que lucirá repleto.