Después del Mundial de Brasil 2014, Carlos “Gullit” Peña ha sido como la tortilla de hasta arriba: todo la tocan, pero nadie se la queda bajo el argumento milenario de que “las de abajo están más calientitas”.

El mediocampista es de esos jugadores de un solo club y ese fue el León, con el que se dio a conocer como un Dios del mediocampo al lado de su gran amigo, Luis “Chapo” Montes, con quien hizo una dupla de miedo y hasta llegaron juntos a la Selección Mexicana.

Sin embargo, su desgracia comenzó cuando el club esmeralda concretó su fichaje con Chivas y nuestro héroe salió llorando del club esmeralda en 2016. Desde entonces ha pasado por cuatro equipos y de todos ha sido bateado.

“Gullit” fue dirigido en Chivas por el argentino Matías Almeyda y después de 43 partidos y ocho goles fue bateado, así que regresó con todo y lágrimas al León durante el Apertura 2017, donde la suerte le sonrió y se fue al Rangers, a petición de Pedro Caixinha, quien era el técnico del club escocés en ese entonces.

Getty Images

Con Caixinha tuvo juego, pero al portugués lo corrieron y llegó al banquillo Graeme Murty, quien bateó al mexicano, por lo que regresó al futbol azteca con Caixinha, quien le dio una oportunidad a préstamo en Cruz Azul, pero después de seis meses lo retachó por sus problemas de alcoholismo.

Mexsport

Necaxa se aventuró en el último semestre del 2018 y antes de terminar el torneo fue dado de baja, aunque no se dieron a conocer los motivos, aunque de nueva cuenta salieron rumores sobre su problema con la bebida a principios de noviembre, así que no entró en los planes del técnico interino Jorge Martínez.

Mexsport

Steven Gerrard, quien es el actual técnico del Rangers, dijo que era injusto que Peña tuviera un salario alto y no le aportaran nada al club, así que se unió a la lista de estrategas que batean a Peña, de quien se dice podría llegar al futbol de Turquía.

¿Y la Selección, papá?

El último técnico valiente que lo llamó a la Selección Mexicana fue Juan Carlos Osorio para el juego de eliminatoria mundialista contra Honduras, en septiembre de 2016 el cual finalizó 0-0 en el Estadio Azteca. En ese momento, “Gullit” jugaba para Chivas y observó todo el partido desde la banca.

Cuando fichó con Rangers, se especulaba sobre su regreso al Tri al jugar en Europa, aunque el llamado nunca llegó.