Carlos Soler, el reemplazo natural de André Gomes

En Valencia están viviendo un constante caos desde hace varios meses. Cambio de entrenadores, salida de jugadores estrella, pésimos resultados deportivos y un estilo de juego bastante deprimente.

Para regocijo de los ‘chés’, hay un motivo para sonreír esta temporada. Ese motivo es la irrupción del protagonista de estas letras, un canterano que ha dado un paso adelante en un momento complicado, y que ha otorgado equilibrio en el centro del campo a un equipo que parecía una brújula rota.

El personaje en cuestión es Carlos Soler, de 20 años. El volante debutó esta temporada en Liga Santander y, aunque apenas acumula ocho apariciones en La Liga y tres en Copa del Rey, ya forma parte del primer equipo naranjero; ha tenido actuaciones muy positivas, rindiendo mejor que jugadores con mayor cartel y experiencia.

Carlos entró con apenas 7 años a la cantera del Valencia. En sus inicios jugaba como delantero centro y ha sido uno de los más prolíficos de la historia en las fuerzas básicas del Valencia porque anotó casi 500 goles en sus ocho años como juvenil del equipo ché. Eventualmente, fue retrasando su posición y ahora juega como un volante mixto, con capacidad física para subir y bajar todo el partido. Ataca muy bien los espacios pero después también vuelve a cubrir su posición.

Carlos Soler

En su equipo extrañan mucho la baja de una de sus grandes figuras el torneo pasado, André Gomes, y aunque no se parece mucho al portugués, es el único que al ocupar ese lugar en el campo pudo equilibrar el medio campo, y los mejores minutos del Valencia esta temporada han sido con Soler de titular.

Soler tiene el don de jugar siempre fácil. Aunque es joven, tiene muy claro qué hacer cuando recibe la pelota. Es un centrocampista de corte más bien ofensivo, aunque en sus pocos partidos en el primer equipo también ha tenido muchos minutos jugando como el medio defensivo, aprovechando la calidad que tiene para llegar Daniel Parejo al área rival.

Otra gran virtud de Soler es su precisión para mandar saques de esquina y faltas laterales. Es muy bueno centrando, y también manda buenos pases filtrados, convirtiéndose en un centrocampista muy completo, y todo esto apenas con 20 años.

Ha respondido bien en un entorno muy convulso, con el público en contra del equipo y mucha presión en todos los sentidos. Ha sido de los mejores del equipo en cada uno de los partidos, incluyendo el partido en el que salió injustamente expulsado ante el Osasuna.

En lo que aún puede mejorar es en su agresividad y capacidad de robo, porque no tiene tanta presencia en ese sentido, y hoy en día casi todos los medios tienen que saber defender, porque si no rara vez tienen cabida en equipos importantes.

Es seleccionado español Sub-19 y seguramente será considerado para la Sub-21 próximamente porque es uno de los mediocampistas con más talento del país y uno de los más prometedores en su posición del continente.

Por: Roberto Testas
***Fotos Getty Images

Pleca Instagram Sopitas Deportes