Es un secreto a voces que ya ni es tan secreto, la verdad: A Juan Carlos Osorio, técnico de la Selección Mexicana de Futbol, no le agrada echar mano de los futbolistas chaparritos.

Por ello en la Copa Confederaciones Diego Reyes jugó de lateral derecho; Oswaldo Alanís, de lateral izquierdo, y ahora en el debut en la Copa Oro, Edson Álvarez también estuvo por el costado derecho… Estos tres futbolistas tienen dos cosas en común: son altos y su posición natural es la defensa central.

Ante este panorama, el defensa de las Chivas, Jesús Chapo Sánchez, quien dicho sea de paso hizo méritos para por lo menos estar en la Copa Oro, descartó sentirse en desventaja o desanimado porque Osorio no lo toma en cuenta.

“No me acomplejo por ser chaparro, trato de demostrar lo que soy acá y trabajo día con día para estar bien en Chivas”, mencionó.

Jesús Chapo Sánchez

Foto: Mexsport

El lateral derecho no quiso entrar en polémica y dijo respetar que el entrenador del Tricolor coloque en posiciones que no dominan a otros futbolistas antes de darle una oportunidad a gente como él o Edwin Hernández.

“Hay gustos, te puedes inclinar por uno u otro jugador, me dedico a trabajar y estar bien acá, brindar todo lo mejor para el Guadalajara, no me queda de otra”, abundó el canterano rojiblanco.

Por otra parte, el Chapo no titubeó al mencionar que Guadalajara será nuevamente candidato al título, pese a la ausencia de Alan Pulido, quien estará fuera prácticamente todo el torneo por una fractura en el brazo derecho.

“Claro, si no ¿para qué competimos? Nos preparamos para ganar el campeonato, no creo que ningún club se prepare para no conseguir nada, nos preparamos para estar arriba, para lograr cosas importantes, así lo vivimos.

“(A la gente le pide) Que nos apoyen, que crean en nosotros, vamos a brindarnos al máximo, que confíen en los jóvenes, vamos a trabajar para regalarles alegrías, trabajar fuerte para estar arriba”, concluyó.

Pleca Instagram Deportes