Los Chargers no pudieron remontarle a los Raiders en Oakland para llegar con tres victorias seguidas al Monday Night Football del Estadio Azteca.

Philip Rivers no dio su mejor partido. Apenas en su segunda serie ofensiva fue interceptado por Harris, quien regresó el ovoide 56 yardas hasta la zona de anotación para poner, en ese momento, el marcador de 10-0 a favor de los Raiders.

No obstante, luego de que la defensa de los Chargers parara en dos ocasiones seguidas a la ofensiva de los Raiders, encontró a sus mejores socios: Hunter Henry y Melvin Gordon para remontar el marcador.

En la jugada de Melvin Gordon, a quien encontró en un pase de 3 yardas, Rivers había sido interceptado por Williams, pero la jugada se anuló por un fuera de lugar de Crosby.

Los Raiders habían remontado con un par de goles de campo de Carlson, además de un pase de anotación de Carr para Ingold de 9 yardas.

Los Chargers tomaron el balón con 12 minutos en el último cuarto y lo llevaron hasta zona roja, con ayuda de un par de interferencias de pase y que terminó con un pase de Rivers a Ekeler de 6 yardas

Los de Oakland todavía se pusieron en el marcador con un touchdown por tierra de Jacobs, quien acarreó el balón 16 yardas hasta zona de anotación. No obstante, Carlson falló el punto extra y con 1 minuto en el reloj, los Chargers tenían todo para ganarlo con un gol de campo.

Sin embargo, no fue la mejor noche de Philip Rivers y la defensa de los Raiders lo llevó a jugársela en cuarta oportunidad. Lanzó y fue interceptado para sellar la victoria de Oakland.

Así, los Chargers llegarán a la cancha del Estadio Azteca el próximo lunes 18 de noviembre con marca de 4-6. Decepcionante.