El encuentro entre los Chiefs y Chargers no nos ha decepcionado. La NFL volvió a México luego de dos años y se vivió una noche de locura en la cancha del Estadio Azteca, pues el conjunto de Kansas City venció por 24-17 al combinado de Los Angeles.

El partido comenzó a todo lo que da. Chargers tomó el balón para comenzar el juego y aunque dominaron por lapsos no aprovecharon la oportunidad de hacer un Touchdown.

Los Angeles tuvieron muy buenos recorridos por tierra, la defensiva de los Chiefs supo contenerlos y pese a estar a menos de 20 yardas de la zona de anotación no lograron pasar, por lo que con un gol de campo por parte de Michael Badgley, el juego comenzó con un 0-3 en favor de Los Angeles Chargers.

Al momento de tener el balón, Patrick Mahomes se convirtió en el motor de los Chiefs, pues tuvo muy buenos lances, una visión de juego muy buena y aunque muchos de sus pases fueron largos, guio la ofensiva para poner en aprietos a los Chargers y aunque no anotaron en el primer cuarto, la estrella de Kansas City ya se hacía notar.

En el segundo cuarto, con el momento para los Chargers, hubo una intercepción más que oportuna por parte de Mathieu, por lo que los Chiefs llegaron hasta la zona de anotación y pese a que los frenaron a 10 yardas, en la siguiente jugada LeSean McCoy anotaría Touchdown y Butker el punto extra. 7-3 en favor de los Chiefs.

 

Los Chargers siguieron con la ofensiva y de nueva cuenta las oportunidades fueron escasas, pues la defensiva de los Chiefs supo contenerlos pro aire y tierra, así que lo mejor que pudieron hacer fue anotar un gol de campo por parte de Michael Badgley, su segundo del partido efectivo y uno más que falló. 

Con poco tiempo en el segundo cuarto y con una gran  contención de la ofensiva de los Chargers, Chiefs se acercó lo más que pudo a la zona de anotación rival pero se quedaron a unas 41 yardas de poder concretar el Touchdown, por lo que prefirieron lanzar un gol de campo al ya no tener más oportunidades y Harrison Butker puso el 10-6 en el marcador. Así nos íbamos al medio tiempo.

En el tercer cuarto el dominio general de los Chiefs se iba a extender. Una gran jugada los dejó a unas cuantas yardas del Touchdown, por lo abriéndose espacio sobre el centro y llegando ‘lento pero seguro’, Darrel Williams  anotó para los de Kansas City y Butker una vez marcaría el punto extra. 17-9 ya en el marcador.

Minutos más tarde veríamos una nueva genialidad de Patrick Mahomes. Obtuvo el ovoide en una posición incómoda donde llegaron a tratar de bajarlo pero aguantó el tiempo suficiente para mandar un pase de 23 yardas; Travis Kelce puso un Touchdown más para los Chiefs y Butker el punto extra, por lo que el marcador ya estaba 24-9. Gran desventaja para los Chargers.

Los Angeles Chargers se aferraron a la vida y tras llegar a zona de anotación, se jugaron el todo por el todo. Philip Rivers aguantó la presión, mandó un gran pase y Keenan Allen puso el Touchdown para la ‘visita’. En lugar de patear el gol de campo, optaron por una jugada de 2 puntos para acercarse a los Chiefs y con un pase sencillo a la ‘caldera’, pusieron 24-17 el marcador.

Durante el último cuarto pareciera que ambos equipos se pusieron de acuerdo para tratar de conservar el resultado al momento pues no se les vio mucha creatividad por la presión. Chiefs sabía que un Touchdown en contra mandaba todo a la prórroga (si anotaban el gol de campo) y los Chargers llegaron a caer en la desesperación en busca de la anotación cometiendo algunos errores y regalando el balón, por lo que todo sería cardíaco rumbo al final.

El tiempo transcurrió, los jugadores ya no pudieron anotar y la esperanza se difuminó para los Chargers pues tuvieron una última para anotar Touchdown pero fue interceptado, por lo que todo estaría terminado y los Chiefs se llevarían la victoria del Estadio Azteca. 

Con esta victoria de los Chiefs, el equipo de Kansas City llegó a una marca de 7-4 mientras que Los Angeles Chargers bajan a 4-7.